14 N: La rebelión de los pobres

Me consta que hay diversas razones para hacer huelga, tantas como para no hacerla. Si no fuera por la crítica situación por la que atraviesa la sociedad del bienestar. Una que está bastante escamada con los sindicatos pesebreros, renunciaría a su derecho a ejercer la huelga. Lo haría encantada para no seguir el juego de esos sindicatos que son unos monstruos de múltiples cabezas. Pero a grandes males son necesarios grandes remedios. Y me parece evidente que la opinión pública tiene mucho que decir respecto a las medidas del gobierno.

Estoy convencida de que algunas de esas medidas son necesarias. Pero no todas ellas consisten en la austeridad de los servicios públicos. Más bien deberíamos exigir que la evasión fiscal y las sucesivas componendas de los que más tienen, finalizasen por aflojar el bolsillo. Sabemos que en estos treinta años de democracia se han creado grandes fortunas. Y no es mérito del esfuerzo y el trabajo, sino de las componendas y los chanchullos de guante blanco, en bufetes de reconocidos abogados.

En este momento mientras se hunden en la miseria miles de trabajadores, hay unos cuantos gurús de las componendas que siguen enriqueciéndose a cuenta del erario público. Y bueno, me parece correcto que se pongan filtros para evitar el despilfarro. Pero cuando ese despilfarro sobreviene a consecuencia del escaso criterio de los políticos, a una no le queda más remedio que pedir justicia. Y esa justicia pasa por encerrar a los Consejeros de las Cajas de Ahorros esquilmadas por su incompetencia. Y a los políticos acusados de cohecho que siguen ejerciendo el cargo. Sin olvidar a los banqueros codiciosos que vulneraron la ética más elemental.

Me parece que hay que regenerar el tejido social con la competencia y la excelencia. Que nunca van de la mano de los defraudadores, sino más bien de los buenos estrategas. Y cuando uno no cumple con su cargo, las medidas inmediatas son la inhabilitación de funciones. Algo que no parece afectar a nuestros políticos aunque endeuden a toda la ciudadanía.

Por eso creo que la crisis actual, creada por el sistema económico y alimentada por los monstruos financieros de siempre, no puede devorar la sociedad que hemos ido construyendo. Una sociedad en la que sigo poniendo en primer lugar la educación y la sanidad. Que son pilares de bienestar a los que no debemos renunciar. Los servicios públicos son una necesidad que revierte en el bienestar de la mayoría. Y deben ser respetados.

Pero desde luego, estoy con el gobierno cuando busca controlar el despilfarro. Aunque no entiendo por qué no se ponen freno a sus propias prebendas alimentadas hasta la saciedad y que nos están sangrando a todos. Cuando los políticos son simples demagogos están de sobra, hacen falta los buenos gestores, con ideas brillantes, no las consignas para la galería.

Sin embargo creo que si la gente no se moviliza. Sino existe un caldo de cultivo alimentado con movilizaciones continuas. Terminaremos por crear una sociedad esclavista, donde unos pocos viven a cuenta del resto de la ciudadanía. Esa clase patricia que ya no es la aristocracia, consiste ahora en políticos y banqueros, junto con algunos empresarios, quienes ponen las reglas sobre las que se mueven las piezas del damero.

Construir una sociedad más justa y más humana, pasa necesariamente por el enfrentamiento con aquellos que desean seguir siendo las cabezas privilegiadas que controlan al resto. Un enfrentamiento dialéctico y controlado para presionar en la dirección correcta.

Lo malo de esa crispación social es que en algunos casos salta una chispa desconocida y se lía el conflicto de una manera inesperada. Confiemos que eso no sucede a nuestro país. Pero no tengamos miedo en reivindicar un mayor grado de justicia y corresponsabilidad. Unámonos a la protesta social pacífica y cívica.

About these ads

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s