La nueva evangelización ya está aquí

Sigue pasando la estela de la efeméride de la caída del Muro de Berlín y todavía no se han puesto de acuerdo los grandes analistas de la Europa actual. Queda claro que fue un acontecimiento histórico que llenó de alegría al mundo occidental. Pero también es evidente que supuso el triunfo del capitalismo salvaje frente a la colectivización y el ideal de una distribución justa de la riqueza.
Ayer hablaba de la revolución digital como acontecimiento inmediatamente posterior a la caída del muro. Sin embargo no parece haber suscitado muchas reflexiones. No obstante, la aldea global comenzó en ese preciso momento. El mundo ya no se dividía en dos bloques, la guerra fría daba paso al diálogo y la desaparición de la URSS trastocó completamente el atlas geopolítico del mundo. Cierto que Europa tuvo que vivir una terrible guerra en la antigua Yugoslavia, pero aquello supuso una experiencia piloto para la complejidad religiosa y étnica de la vieja Europa.
Creo que no se mide con claridad el cambio de paradigma actual. El capitalismo ha triunfado y está en permanente reajuste. Basta recordar las sucesivas crisis económicas y como se han ido sorteando las dificultades. La expansión comercial ha buscado nuevos mercados donde la rentabilidad sea mejor. El coste es paradójicamente una libertad preñada de esclavos. Hablo de los miles de trabajadores del mundo que están siendo exprimidos en contratos basura, dispuestos a cualquier cosa por tener un trabajo estable.
Ese sueño, el de la estabilidad, es ya una quimera. Nadie puede a partir de ahora instalarse, la era digital exige cambios estructurales en las empresas y en las relaciones laborales. La formación continua y on-line es una realidad; la escuela en casa con Internet, es también un hecho que nos devuelve a los antiguos preceptores, en este caso los propios padres con la ayuda de las tecnologías.
Todo esto provoca ajustes diarios de manera imparable que afectan a toda la cadena productiva de todos los países. Los medios de comunicación, la banca, la industria, la enseñanza, la sanidad. Todos están convulsionados con el fenómeno y reciclándose. Esta situación no es nueva pero tiene una característica única, su velocidad. La manera tan natural con la que convive generaciones de analfabetos digitales y niños instruidos en las nuevas tecnologías, muestra claramente que hay gente que queda apeada del tren del progreso, en cuestión de décadas.
Y así vemos que nace una nueva era. Mirar veinte años atrás es quedarse mudos de asombro. Mientras la televisión necesitó décadas para ser accesible al ciudadano medio, hoy esta sociedad de la información va abaratando costes y exige renovarse cada cinco años. El sistema operativo Windows sigue con sus nuevas versiones. Pero eso no es todo, porque también ha salido el software libre que está iniciando su ofensiva para alcanzar cuotas de mercado que hasta ahora pertenecía exclusivamente a Microsoft.
Si han llegado hasta aquí, es el momento de preguntarse el modo en el que la evangelización va a cambiar. El Vaticano ya tiene sus sistemas engrasados y las distintas diócesis han abierto sus páginas web. Pero el fenómeno es imparable y requiere una formación continua a todos los usuarios, de manera que sea posible evangelizar en la red. Y en este momento los cristianos estamos llamados a humanizar la red. Hacer posible que el mensaje pase de la palabra escrita a la nueva ágora de la predicación. Porque ya son muchos quienes lanzan sus homilías grabadas, sus cursos de oración, sus talleres. Ese es el futuro inmediato.
La contrapartida es que tenemos que conseguir que no se hagan mayores las desigualdades entre quienes disfrutan de las nuevas tecnologías y quienes siguen anclados en una sociedad de subsistencia. Y por otro lado, el consumismo salvaje muestra que el hombre tiene que poner freno a sus ambiciones. Con Dios se va a favor de la humanidad, sin Él, ésta puede acabar clavándose el aguijón así misma

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La nueva evangelización ya está aquí

  1. Acabo de hallar tu blog, hermana..gracias por tus aportaciones… iré siguiendo tu buen blog, Carmen… Vibramos en la misma FE… en LA TRINIDAD DE LA UNIDAD. Un fuerte abrazo… Carmenconcienciaprimordial.blogspot.com

    Me gusta

  2. LA NUEVA EVANGELIZACIÓN DE EUROPA ESTÁ CONDENADA AL FRACASO SINO HAY UN NUEVO ENFOQUE DEL CRISTIANISMO “RETOMANDO LAS RAICES HELÉNICAS DE NUESTRA CULTURA Y DEJANDO ATRÁS EL OSCURANTISMO MEDIEVAL DONDE LA FILOSOFÍA ESTABA SOMETIDA A LA TEOLOGÍA, LA RAZÓN A LA FE, LA CIENCIA A LA REVELACIÓN, EL ESTADO A LA IGLESIA Y, LOS TRIBUNALES JUDICIALES A LA SANTA INQISICIÓN”. El reto actual del cristianismo, es formular un cristianismo laico que se pueda vivir y practicar, no en y desde lo religioso y lo sagrado, sino en y desde el humanismo, la pluralidad y el sincretismo, a fin de afrontar con éxito los retos de la modernidad. La Epístola apócrifa de los Hechos de Felipe, expone al cristianismo como continuación de la educación en los valores de la paideia griega (cultivo de sí). Que tenía como propósito educar a la juventud en la “virtud” (desarrollo de la espiritualidad mediante la práctica continua de ejercicios espirituales, a efecto de prevenir y curar las enfermedades del alma, y alcanzar la trascendencia humana) y la “sabiduría” (cuidado de la verdad, mediante el estudio de la filosofía, la física y la política, a efecto de alcanzar la sociedad perfecta). El educador utilizando el discurso filosófico, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) __La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo, ilustra lo que es la trascendencia humana y como alcanzarla. Y por su autentico valor propedéutico, el apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo (posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el pensamiento de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Isócrates, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,), a fin de alcanzar los fines últimos de la paideia griega siguiendo a Cristo. Meta que no se ha logrado debido a que la letrina moral del Antiguo Testamento, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores extraviándolos hacia la ecumene abrahámica que conduce al precipicio de la perdición eterna (muerte espiritual)__ Es tiempo de rectificar retomando la paideia griega de Cristo (helenismo cristiano), separando de nuestra fe el Antiguo Testamento y su religión basura que han impedido a los pueblos cristianos alcanzar la supra humanidad. Pierre Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Editorial Siruela. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s