Una nueva campaña para el adoctrinamiento

Vamos a tener que salir del armario, como tantos otros, pero esta vez con una intención mucho más provechosa. Salir a la calle y que no te tachen de reprimida requiere un cierto valor. La sociedad ha pasado de la mojigatería pacata al adoctrinamiento hedonista. Extremadura lanza una provocativa campaña para manipular a los jóvenes bajo el sugerente título “El placer está en tus manos”. La campaña fundamenta sus onerosas dádivas en enseñar a masturbarse, a cuenta del erario público, así, tal cual.

Tendrá que ser la sociedad civil la que se mueva contra esa manipulación rastrera. Contratar unos cuantos psicólogos que faciliten el pansexualismo con criterios de normalidad, implica mucho valor por parte de quienes creemos que la contención de los impulsos educa la reciedumbre de la persona; al mismo tiempo que beneficia unas relaciones de parejas más sanas y equilibradas. Estoy un poco cansada, como mujer, que intenten convertir a todas las jovencitas en fruta madura para un fin de semana. Y luego si te he visto no me acuerdoDe esa manera el lobby feminista lo que hace no es liberar a la mujer, sino someterla al imperio del capricho ocasional. Incita además al consumo de la píldora postcoital, del preservativo y de todo tipo de ensayos que banalizan las relaciones humanas. Digo yo que no hemos conseguido educar el frenesí varonil de aquí te pillo aquí te mato, sino sustituirlo por esa liberación sexual que nos mete a todos en la cama, en cualquier hora del día.
No se puede hablar de pecado, ni lo voy a nombrar, bastante ha tenido monseñor Martínez Camino con su clara definición respecto al aborto. Si eso es asustar a la juventud, es que no han entendido nada de lo que ha pasado en los últimos tiempos. Se está aborregando a la sociedad con “el pan y circo” que hoy en día son el sexo y el consumismo. Estaba clara la reserva hacia una asignatura que puede introducir campañas como esta. Supongo que los sabios psicólogos de la Junta de Extremadura habrán ojeado el manual. Pero puestos a convertir el sexo en un derecho ocasional, parece lógico que les muestren a las jóvenes diferentes consoladores para las horas de tedio.
Les puedo asegurar que tengo la ventaja de no haber sido manipulada para la perversión, ni tampoco para la represión. Entre medias de ambas cosas existe algo que quieren suprimir y es la conciencia y la dignidad. Si matan ambas es muy fácil doblegar a la persona. De ahí que se estén levantando voces de alerta. Hoy por hoy, la promiscuidad viene promocionada por el Estado que facilita el aborto a las menores y el uso de la píldora. Previamente les da cursillos con objeto de que exploren sus zonas erógenas.
Cuando una persona no es capaz de controlar sus impulsos, la civilización se convierte en una “jauría humana”. Hacia ella caminamos con más violencia de género que nunca y más abortos de los previstos, en aquella célebre educación liberal que separaba la sexualidad de la reproducción. Se inventó una nueva disciplina a la que hay que dar de comer: la sexología. De esa manera se entiende aquel “póntelo, pónselo” que no ha mejorado la calidad de vida de nadie.
Al final resulta que la conciencia de pecado, es mucho más sana para la sociedad que llegar al diván del psicoanalista para confesar que eres un obseso sexual. Entre medias está la sensatez que parece haber perdido el Ministerio de Igualdad.
Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s