El calendario laico de Logroño, una memez que se repite

Los calendarios laicos ya eran una realidad antes que el Ayuntamiento de Logroño publicase el suyo, la novedad estriba, según cuenta La Gaceta, en que desaparecen onomásticas y advocaciones religiosas para ser sustituidas por fiestas musulmanas. La idiotez solo tiene una lectura, se puede entender que celebremos el día del libro y el nacimiento de Isaac Newton, de esas efemérides algunos piensan que vale la pena reseñarlas. Puestos a recordar preferiría dar un toque histórico a los almanaques. Que en Logroño celebren la Batalla de las Navas de Tolosa puede aumentar el nivel cultural de su alcalde y de todo el consistorio, alguno habrá que consulte una enciclopedia y con ello todos saldríamos ganando. Pero está claro que molestaría a la población musulmana.

Lo que no tiene perdón es hacer concesiones a una minoría al mismo tiempo que se da un bofetón a las propias tradiciones. Cuentan que el 24 de febrero es El Maulid o nacimiento del profeta y se obvia que el 17 celebramos el miércoles de ceniza, algún tonto dirá que esto es la futura Alianza de Civilizaciones, dar un bofetón a la iglesia católica siempre sale gratis. Pero miren ustedes el poco nivel de quien preside el Consistorio, haciendo concesiones a un población que apenas será la décima parte del total que puestos a celebrar no se le ocurre ser un poco europeo, les serviría la misma fecha para anotar el óbito de Johann Gutenberg, alguien que merece ser conocido por inventar la imprenta.

Estas sutilezas tienen su importancia, lo ridículo es anotar el día de la bendición de las rosquillas y esconder que es San Blas el patrón de tal tradición. El día 5 de enero queda reseñado como la cabalgata de Reyes, sin que aparezca el día de la Epifanía a continuación. Deben pensar que eso de las cabalgatas fomenta el buen rollito pero la Epifanía no merece ser anotada, al fin y al cabo cada vez son más quienes desconocen su significado religioso o tal vez porque también es La Pascua militar. Sin embargo yo sigo apostando por la cultura y hubiera dejado constancia que en tal fecha se estrenó en París El sombrero de tres picos, de Manuel de Falla.

Ya ven ustedes lo fácil que es ser laico, culto y progresista, para suprimir fiestas religiosas con un poco de ecuanimidad, obviando cualquier tradición religiosa. Pero el señor alcalde de Logroño lo que quería era congraciarse con una determinada población que encima no le va a consumir el producto de la tierra, por aquello de que el profeta prohibió las bebidas alcohólicas. Sin embargo aparecen para el 21 de septiembre las Fiestas de la Vendimia y de la Semana Gastronómica, obviando que son las fiestas del patrón del pueblo para lo cual habría que nombrar a San Mateo, aunque tampoco hubiera estado mal recordar que también fue el óbito de Carlos I de España y V de Alemania.

Digo yo que lo cutre es no saber promocionar la propia historia y cultura, mientras se le baila la gracia a un colectivo que merece respeto, sin ninguna duda, pero no es necesario hacerse pro musulmán para esconder el laicismo. He consultado mi calendario laico y me indican que un día como hoy falleció la escritora chilena Gabriela Mistral, premio Nobel de Literatura en 1945. Que tome nota el Consistorio de Logroño para el próximo año. Hacer cultura puede ser más educativo que deshacerse de las propias tradiciones

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s