La vida religiosa en la picota por culpa de Maciel

Mañana se celebrará en todas las diócesis la Jornada Mundial de la Vida Religiosa, establecida por Juan Pablo II en 1.996. Lo cierto es que la vida religiosa con sus crisis a cuestas sigue viva, le pese a quien le pese. Y duele que en fecha tan próxima a este evento se vuelva a sacar a relucir el tema del fundador de los Legionarios de Cristo. Creo que debemos saber interpretar las noticias, a veces no acertamos, pero si hay buena voluntad se saca a la luz lo que haga falta y se expone la realidad, sin desprestigiar a toda una institución que formada por hombres tiene, como es obvio, todas las debilidades que posee el ser humano.

El asqueroso pasado de Marcial Maciel, pone en claro que hay una naturaleza pecadora y muchos encubridores que son también culpables de un secretismo penoso. No tengo ni idea de cómo va a actuar el Vaticano respecto al futuro de la Congregación, pero estoy segura que el affaire habrá golpeado de manera muy dura a todos sus seguidores. Lo curioso es que este asunto haya podido mantenerse en secreto durante tanto tiempo. Deberían caer cabezas, en sentido figurado, por supuesto. Pero al igual que otros escándalos, esa hipocresía farisaica merece una respuesta contundente.

Es obvio que se está explotando al máximo el tema, para dejar caer un manto de sospecha sobre todas las Congregaciones y Órdenes religiosas, el voto de obediencia es una claudicación de la propia libertad que puede caer en manos poco apropiadas; el abuso que tanto nos preocupa comienza por el secretismo; pero también es cierto que las calumnias pueden levantarse con extraordinaria facilidad. La astucia de Marcial Maciel para llevar doble vida debía conocerse. No cabe en ninguna cabeza que este hombre tuviera amantes e hijos a puñados, manteniendo el silencio a precio de billetes. Algo no cuadra en este tema. Porque Marcial Maciel no podía ser tan ingenuo como para creer que nunca se descubriría su juego.

Son necesarios en la Iglesia luz y taquígrafos, pero esos taquígrafos no pueden ser meros fisgones de lo ajeno, sino personas prudentes dispuestas a poner orden donde la porquería sale detrás de las orejas de cualquiera. A mí en principio este tema me parece sobredimensionado, es tan escandaloso que puede resultar poco creíble a quienes viven con fidelidad sus votos; y cuanta más porquería mediática salga a la luz, más raro nos parecerá a todos. Hay cosas que son tan gordas que no pueden pasar durante años en silencio. Bastante conocemos como funcionan los rumores en la Iglesia, son suficientes unos pequeños sucesos para crear toda una leyenda. Ahí tienen el caso de Pio XII con los nazis. Por eso mucho me temo que los Legionarios deberían disolverse para que Marcial Maciel sea borrado del recuerdo.

Y quienes buscan sacar rédito de esta sucia historia, sin más objetivo que dañar a toda la Iglesia, deberían medir bien sus jugadas. Porque airear en los papeles el mismo tema cada cierto tiempo, puede ser un recurso para aumentar ganancias pero también puede hastiar al personal. En cualquier caso todos somos conscientes de que se urden patrañas con extraordinaria facilidad, por eso se habla de presuntos culpables, hasta que todo está probado. Lo digo porque muchas veces se hacen juicios mediáticos, especialmente en este siglo de la información global.

Yo sigo apostando por la Iglesia como madre, y mi fe no se basa para nada en los lamentables pecados de sus hijos, sino en Jesucristo hijo de Dios, por tanto espero cualquier cosa de los hombres y mujeres de este tiempo. Como siempre ha venido sucediendo, al lado de verdaderos crápulas existen los santos y sus obras les asisten, ni más ni menos

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s