El lobby rosa contra el Vaticano

La red feminista no me conoce, si me conociera estoy segura que no me enviaría su propaganda. Hoy el buzón iba al completo: protesta contra el Vaticano en la ONU, piden su expulsión. Los señores del clero son objetivo prioritario de gays y feministas, un conglomerado que va al alimón, o por ser más histórica: monta tanto feminismo como gaymonio, alguno pillará la idea, seguro. El caso es que en Holanda, según cuentan los medios, el carnaval llegó hasta una misa, provocando que se suspendiera la comunión; los abanderados del arcoíris reivindicaban su derecho a recibir la sagrada forma.

El tema da mucho de sí. Yo me considero defensora de los derechos igualdad de género en sentido figurado, porque es obvio que un hombre no puede igualar a la mujer; permitan la broma. Somos diferentes pero complementarios. Y además hay mucha miseria por el mundo para que siempre tengan el clero en el objetivo de mira. Basta aterrizar en un aeropuerto de algún país islámico para que observes con toda crudeza la situación en la que se encuentran las mujeres. ¿Por qué las flamantes feministas no se manifiestan en los consulados de determinados países contra la ablación del clítoris o la lapidación, el velo en las escuelas o el burka en la calle?.

Los dos colectivos no osan levantar la voz frente a esas infames situaciones. Pero la Iglesia amigo Sancho es otra cosa, ir a por ella no supone ningún problema. De hecho los gays de Holanda no fueron dispersados a golpes por interrumpir una celebración religiosa y buscar profanar la Eucaristía. Ni multa, ni apaleamiento. Ahora intenten algo similar en una mezquita. Que el príncipe del carnaval ose interrumpir la oración un viernes y veamos cómo reaccionan. Seguramente no pasaría nada, porque estamos en un país occidental, pero me temo que saldrían escoltados hacia la comisaría más próxima para presentar la correspondiente denuncia. Que de derechos andamos todos muy al día.

Pues nada, oigan, que esto de la Igual-da me tiene desazonada, en nombre de la misma algunos santos varones se quedan con una orden de alejamiento, sin casa y sin hijos. Una denuncia de cualquier mala mujer basta paras destrozar su vida. Eso no impide que me manifieste a favor de la denuncia frente a la agresión, pero hay quien juega sucio y ya lo saben en los juzgados. De la misma manera, los gay otorgan a cualquiera su grado de homofobia si no les aplaude las ocurrencias. Huy, pobrecitos, que no les dejan pegar un buen morreo en horas punta a la salida de una escuela.

Lo de siempre, la buena educación no consiste exclusivamente en conseguir derechos sino en respetar ciertas normas. Al Vaticano se le puede considerar antifeminista porque excluye a las mujeres del clero, pero siempre ha sido coherente en su propuesta, que yo no tengo por qué compartir aunque la respete. Sin embargo, me parece que el victimismo de ciertos colectivos no cuela. Especialmente cuando se convierten en grupos de presión que buscan imponer su ideología al más puro estilo fascista.

Una cosa es tener por amigo a un homosexual y otra distinta que se meta en tu casa a dar un cursillo de sexología, porque básicamente ya sabemos lo que se puede esperar. Y todo el mundo tiene derecho a una educación heterosexual. Y así entre tanto bamboleo ideológico llegamos a las leyes infames que aprueban el derecho al aborto, sin que nadie defienda el derecho a la vida. Hay que ser memos y merluzos para no entender que la vida es un bien jurídico que hay que salvaguardar de manos carroñeras dispuestas a cualquier cosa. Pues nada, hoy el post va de feministas y gays, todo muy rosa

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s