Que podamos pasar haciendo el bien

Pues vale, la bola de nieve sigue creciendo, los casos de abusos por parte del clero buscan salpicar a Benedicto XVI. Una de las voces con mayor prestigio moral, acusándole de ocultar los pecados, sin hacer justicia a las víctimas. Hay que ser lerdos para no ver las intenciones de esa calumnia. Se mezcla celibato, homosexualidad, pederastia, se agita fuerte y sale un cóctel explosivo. ¿Hay alguien detrás de todo este escándalo?. Yo diría que algunos se suman a la tormenta buscando rentabilizar el tema. El morbo vende. Y no es lo mismo hablar con claridad del porcentaje de tarados de toda clase y condición, que nombrar a Benedicto XVI como posible encubridor.

Lo bueno de todo esto es que la limpieza y purificación van a ser ejemplares. Se tomarán medidas que hacían falta acometer, probablemente esto suponga más de una reforma en orden a depurar responsabilidades y a entregar a los culpables a la justicia. Porque como bien señala Benedicto XVI, debemos perdonar al pecador, pero el delito no puede quedar ajeno a la justicia civil. Una de las principales enseñanzas del Catecismo –ese que tantos desprecian- es que al confesar los pecados debe haber propósito de enmienda y si se trata de asuntos no sólo morales sino también que atañen al derecho, queda claro que hay que asumir las consecuencias de los actos y pagar por ellos.

Maruja Torres, en El País, se suma al carro de los despropósitos y pone a caer del burro a Benedicto XVI. No podía ser de otro modo. La cúpula de San Pedro se encuentra sacudida por todos lados. Pero no debemos temer las consecuencias. Hoy celebramos la Encarnación del Verbo. Es una jornada pro vida en muchas ciudades y especialmente en algunos países. Los pocos que hoy se atreven a levantar la voz contra el despropósito de considerar un derecho el aborto, siguen estando del lado del Pueblo de Dios. Y los primeros en reconocer sus errores de juicio en afrontar los casos de pederastia, también caen de sus puestos, por muy altos que se sitúen.

Me parece fabuloso que todo este río de basura se destape, siempre que sea para depurar responsabilidades y para reconocer a los enfermos del sexo. Y hablando de enfermos, la sociedad debiera pensar con más profundidad qué se gesta a nuestro alrededor, con medidas que favorecen una sexualidad a flor de piel, donde la unión de un hombre y una mujer se convierten en rutina de fin de semana, y si te he visto no me acuerdo. Por no hablar de otras desviaciones que algunos buscan considerar naturales. Es tanta la bazofia que la frontera entre la sana sexualidad y el hedonismo se ha difuminado.

El pecado existe y está muy vinculado al mal. Esa es la razón por la que forma parte de todos los estamentos sociales, sin distinción de clases, o credo religioso. Nos atañe a los humanos que en un acto de reflexión e introspección hemos establecido códigos y normas sociales para hacer posible la convivencia. Sin ellos, probablemente la sociedad sería todavía mucho peor. Nuestra fe en cambio tiene como modelo a un Dios hecho hombre que pasó haciendo el bien. Desde entonces miles de personas han mantenido la esperanza en el Amor como origen de la vida y proyecto de eternidad.

Lo triste es que nosotros no sabemos muy bien cómo hacer posible ese Amor en el día a día. La oración y la gracia son los únicos que pueden convertir en personas diferentes a esos monstruos que tanto daño han hecho. Además de las terapias personales, justicia, pero también esperanza. Por eso los cristianos nos reunimos y oramos unos por otros e incluso por aquellos que no nos conocen. Oramos porque sabemos de nuestra debilidad y pedimos estar unidos a quien todo los puede, para que podamos también pasar haciendo el bien

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s