¡¡Basta ya!!

¿Hacen falta más palabras?. Revolver la porquería hasta la náusea puede producir un efecto inesperado. Que se cierren todo el mundo en banda y termine por ser evidente como algunos utilizan el tema para llevar el agua a su molino. Es asqueroso que se quiera asociar celibato y pederastia, los especialistas lo tienen muy claro y la Iglesia también, así que mejor olvidar el asunto. Y conste que no tengo nada contra el sacerdote casado. Sin embargo oídas todas las partes interesadas, es evidente que la labor resulta más provechosa si existe el celibato.

Curiosa la ovación al Papa en EEUU, donde un arzobispo ha defendido la gestión de Benedicto XVI con el beneplácito de todos los asistentes. Inconcebible el empuje para que las salpicaduras lleguen hasta Juan Pablo II. Tendremos que reconocer que algo se hizo tarde y mal. Pero también deberemos admitir que hay una campaña muy bien orquestada.

El tema de la jurisprudencia eclesiástica no es banal. Los delitos civiles y los delitos eclesiásticos deberán ajustar su contenido. No puede ser que un ser abyecto se esconda bajo los faldones del clero. Si, como se sugiere, se han estado ocultado hechos punibles, la Iglesia deberá rectificar públicamente. Es la única manera de salir airosa de esta porquería. No olvidamos que Juan Pablo II ya pidió perdón por otros hechos. Estamos en periodo de Semana Santa, a un paso de revivir el sacrificio del Calvario. Que los asesores de Benedicto XVI ajusten bien sus entendederas. Hay que barrer la porquería y devolver la confianza a la opinión pública.

No puede ser que una ínfima parte de la Iglesia arrastre a la totalidad. Y esconder la cabeza esperando que amaine el temporal es una medida equivocada. Desde España miramos ahora en dirección de Añastro, donde se oyen tímidas voces de prelados pero ninguna declaración oficial. Es tiempo de confesión.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡¡Basta ya!!

  1. Daniel dijo:

    Hola Carmen, estoy de visita en tu blog y pase a saludar y a invitarte para que un día tambien visites mi blog que habla de la consolación de Dios y de otros temas pastorales muy interesantes.Haber si podemos enlazarnos yo te tengo en mi lista de blogs y tambien soy seguidor..Te dejo el link http://sedconsolacion.blogspot.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s