Cosas de la Iglesia

Mientras algunos contratan detectives privados para cerrar páginas webs molestos con su descaro y atrevimiento, caso Germinans Germinabit publicado en InfoCatólica, yo voy buscando a Míster Mistol para que limpie esos recodos inmundos que salpican al Vaticano, al Papa y a cualquier creyente de buena fe. Ya saben ustedes que Mistol limpia mejor. De esta trampa saducea, Benedicto XVI sale a hombros y con vuelta al ruedo, por mucho que se contrate artillería pesada para bombardear sistemáticamente los medios. Podemos estar tranquilos pues ahora se escucha todo desde las azoteas. Por eso sale a la luz una carta firmada por el mismo Ratzinger buscando templar ánimos antes de lanzarse al escándalo y a quien podemos reprochar, cuanto menos, de no leer la letra pequeña de aquello que firma de manos de su secretario; pecado de confianza, siempre igual, no hay que fiarse ni de tu sombra.

Las comparaciones son odiosas pero sufre similar acoso al que se somete a Germinans Germinabit, amenazas, dimes y diretes, presiones al más alto nivel. Pero ellos como el Papa, resisten de manera numantina, antes muertos que sencillos, Germinans tiene sus corifeos mediáticos como César Vidal tan amante de la libertad de expresión que está dispuesto a denunciar por las ondas el atrevimiento de las redes ocultas. Esas redes no se sabe si son sagradas o políticas, pero hacen sospechar de un entramado poco digno.

Y mientras, los bombardeos de noticias siguen cayendo como si una mano siniestra estuviera dispuesta a derribar la cúpula de San Pedro. ¿Lo conseguirán?. Si algo resulta evidente es el cansancio de Benedicto XVI, espalda arqueada como la del mismo Juan Pablo II, el peso de la barca de Pedro tiene esas cosas. ¿Dormirá tranquilo?. ¿Dormirán los demás?. Y es que asomarse a la ventana de la red resulta cada día más vomitivo. Menos mal que algunos saben leer entre líneas.

Vuelvo al libro de Messori, “Las leyendas negras de la Iglesia”. ¿Sabían ustedes que existen los hechos providenciales?. Pues eso, que del mal también sale el bien, es una de los mayores milagros que suceden cada día, y apenas se cuenta nada de ello. Los mismos Papas Borgia pese a sus muchos pecados humanos, supieron llevar el timón y es que no van solos, están las oraciones de los fieles y el soplo del Espíritu.

Hablando de soplos. ¿Quiénes serán los de Germinas Germinabis?. Parece que volvemos al Renacimiento y los príncipes de la Iglesia se rodean de oídos tecnológicos. Porque en eso sí hemos mejorado, dónde va a parar. Hoy la video conferencia tiene esa cosa de la inmediatez. ¿Será por eso que la red está en plena ebullición?. Estas cosas solo se ven de Pascuas a Ramos, afortunadamente.

Y en esta Pascua la alegría del Resucitado no nos la va a quitar ninguna porquería, por más que salpique a todos. Creo que es una buena medida entrar en facebook y pulsar por la página “Yo tengo un amigo sacerdote” que lleva ya nueve mil entradas y sigue sumando. Lo mismo que la iniciativa de Ecclesia Digital en apoyo del Papa y por el crucifijo. Son movimientos que demuestran que el catolicismo no está tan muerto como se empeñan en reflejar las estadísticas. Algo se mueve a favor de la Iglesia, aunque algunos opten por boicotear los caminos que nos acercan a ella

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s