Es tiempo de reivindicar la austeridad

A un paso de Pentecostés, con varios focos abiertos en esto de la comunicación, detengo mi mirada en el poso de la fe. ¿Cómo se puede comunicar el amor, la esperanza, la alegría?. El soplo del Espíritu bate alas en forma de paloma, así se representa; en el evangelio son como lenguas de fuego. Pentecostés es una eclosión de gracia derramada en aquellos hombres y mujeres, que pasaron de la angustia de la muerte a la alegría de la resurrección. Y también tiene que ser para nosotros motivo de alegría.

Hoy nos acechan muchos fantasmas que debilitan lo mejor de nuestro interior. ¿Cómo evitar la pobreza y su lacra repartida en miles de parados sin más sostén que el cariño familiar y los donativos del banco de alimentos?. Nos hemos salido de órbita, el centro geográfico del bienestar se desplaza hacia países con otra cultura, con otra fe. Y eso me hace pensar que los cristianos debemos ofrecer una mirada serena frente a la incertidumbre del futuro. Una mirada en la que siempre esté presente Dios, susurrando en nuestro oído que Él nunca nos abandonará.

Llevar ese soplo de esperanza allí donde la vida se parece más al infierno que a otra cosa, es ya de por sí un soplo de aire fresco. Ahora que se cierne sobre nosotros, la pérdida del Estado de Bienestar por el que lucharon nuestros abuelos y padres, ahora que podrían reinventarse los arreglos de aparatos que estábamos desechando como basura; ahora también podemos sentar a la mesa a uno más, compartiendo aquello que tenemos.

Pero como muy bien explican aquellos que saben largo y tendido del Espíritu, no se trata solo de curar heridas, sino también de aplicar la justicia. La caridad sin justicia se queda coja, porque los males estructurales siguen estando presentes. No podemos desentendernos de los otros que son hermanos nuestros. Aunque recordemos impotentes que nos hemos de ocupar de los más cercanos. De ese vecino que acacha la cabeza cuando sale del ascensor, porque lleva varios meses sin trabajo.

Si algo mide la estatura moral del ser humano es su capacidad de sacrificio por los demás. Algo que se había perdido entre los algodones del consumo y la vida rápida. Puede que estemos ahora en buen momento para volver a remendar la ropa, pasarnos unos a otros aquello que ya no nos sirve; reutilizar, reciclar. El genio humano es capaz de crear vida artificial, un paso en el vacío que asusta y sin embargo, permitirá en el futuro implantes sin rechazo. Puedo pensar que ahogados por la contaminación, ahora nos encontremos justo en el momento ideal para olvidar el petróleo y apostar por otras energías
.
Sí, no hay que temer el futuro, lo construimos día a día. Y cuando parece que todo se desmorona siempre hay una puerta que se abre. Es cuestión de poner voluntad para que las cosas cambien, para evitar la avaricia de los ricos y poderosos que hacen fluctuar los mercados financieros arruinando a países enteros. Es buen momento para crear controles y ajustes. Y empezar a pensar que no es necesario pedir un préstamo para hacer una comunión. El gozo de los sacramentos se vive mucho mejor sabiendo qué es aquello que nos compromete, sin necesidad de festejar con el derroche.

Puede que los cristianos tengamos que dar un toque en estos casos. Llamando a la austeridad que también es una virtud de nuestra fe. Porque todo aquello que derrochamos, es quitado de la boca a los demás. Así lo decía la madre Teresa de Calcuta y así es aunque no queramos enterarnos.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s