El Misterio y la Gracia del Corpus Christi

Si hay quienes no le encuentran sentido a la oración, menos aún entenderán lo que es la Eucaristía. Pero si algo nos identifica a los creyentes es participar del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Estamos próximos a ese jueves del Corpus que ha dejado de ser festividad. La sociedad pierde sus puntos de referencia cuando las fiestas religiosas pasan inadvertidas. En el Corpus adoramos aquello que se nos ha dejado como regalo inmerecido, y que todos los domingos renovamos en comunión. Es mucho más que un símbolo o señal de la predilección de Cristo por la Iglesia, es su manera de hacerse presente entre nosotros. Consagrando su sacrificio y solicitando su imitación por cada fiel creyente. Nosotros debemos inmolarnos también en el altar, ofreciendo toda nuestra vida, para mayor gloria de Dios.

Pero quien no tiene fe, ¿cómo podrá alcanzar la salvación?. Aunque nos resulte incomprensible, nada hay imposible para Dios. Si los cristianos oramos por la conversión de los pecadores y por la remisión de nuestros pecados, está claro que de alguna manera estamos realizando un acto de fraternidad cuyas consecuencias van más allá de los ojos y los oídos, se manifiestan en lo oculto y escondido. No olvidemos que este misterio de fe en el que todos confesamos que Cristo se encuentra presente en la Eucaristía, tiene una larga tradición dentro de la Iglesia que se inicia con el Jueves Santo.

La comunión, común-unión, se realiza precisamente en la Misa. Todos participamos de esa comida fraternal en igualdad. Y ayudamos a los demás ofreciendo limosnas que sirvan para el auxilio de los más necesitados. En torno al banquete Eucarístico tiene lugar lo que es la máxima expresión de la vida creyente. Oraciones no rutinarias, sino profundas, que dan sentido a cada parte de la Misa. Elevamos nuestros ruegos por la paz y la salvación de todos los hombres. ¿Por qué iba a ser peligroso que exista una religión del amor?. ¿Tal vez porque no se rinde ante los ídolos de la modernidad?. Esto explicaría que en todo tiempo y lugar la Iglesia haya sido atacada de manera inmisericorde.

Son muchos los que blasfeman de lo sagrado, censuran la libertad religiosa, quieren hacer callar las voces que no siguen el pensamiento dominante, consideran peligrosos a todos los fieles creyentes por estar más próximos a obedecer al Papa que al César de turno. Supongo que si tuvieran una mínima cultura religiosa se darían cuenta que alrededor de la Iglesia existe una infraestructura basada en “la caridad”, entendida ésta como donación hacia los demás, no limosna rácana y puntual, sino también tiempo a favor de los otros. Todos los voluntarios de la Iglesia constituyen un ejército poderoso que auxilia a los más necesitados. Tiempo gratuito, tiempo que no exige compensación, dádiva, ni regalo. ¿Quién es capaz de entender ese milagro diario?.

Pues bien, sin oración, sin Misa, no sería posible “la caridad”, porque la fuerza emana precisamente del Cuerpo y la Sangre de Cristo que nos convierte a todos en hermanos dispuestos a desgastarnos por los demás, cada uno según sus cualidades. Y esa es nuestra mayor fuerza. La palabra “Eucaristía” es de origen
griego “Eukharistia”, significa “acción de gracias”. Recuerda las bendiciones que proclaman las obras de Dios: la creación, la liberación, la redención y la santificación. (cf. Lc 22,19; 1Co 11,24; Mt 26,26; Mc 14,22). Adoremos el Cuerpo y la Sangre de Cristo expuesta este Jueves en miles de parroquias. Y si no es posible acercarse a la Eucaristía celebremos este domingo el Misterio y la Gracia del Corpus Christi. Muchos pueblos saldrán en procesión con todos los niños que han recibido el Sacramento de la Eucaristía, vale la pena explicar el sentido profundo de la comunión

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s