Sea por siempre bendito y alabado el Santísimo Sacramento

Algunos se sienten molestos con el Corpus Christi, esa salida de custodias de oro y pedrería, alzadas como una torre dentro de la que se sitúa la Hostia Consagrada cuyo culto consiste en ser adorada, pone nerviosos al personal. Sobre todo cuando se cae en la cuenta de que una de las partes importantes del Jueves Santo consiste en lavar los pies de los discípulos y enseñar a hacer lo mismo con los demás. La otra será similar, la donación del cuerpo y la sangre de Cristo, como alimento de Vida Eterna, pero también como ofrenda permanente al servicio de los demás.

El caso es que dentro de la Iglesia hay divisiones entre lo sacro y lo solidario, como si una cosa excluyera a la otra. No hay que tener vergüenza de amar el boato como regalo que se ofrece a Dios, en el cuál se utiliza la máxima delicadeza, la misma que se tiene con un invitado a casa cuando se saca la mejor cubertería. Esa parte que deviene en barroca, llena de encajes, puntillas, solideo u otro revestimiento fuera de lo habitual, tiene algo que ver con el relativismo de la vida moderna, que ya no se viste de domingo, pero todavía se sabe disfrazar para asistir a una celebración civil.

Vuelvo a insistir que en el Corpus no se adoran las custodias por muy barrocas y doradas que sean, se adora el Cuerpo y la Sangre de Cristo y se conmemora el día de la Caridad en mayúsculas. Si se pierde esa perspectiva, se pierde la memoria de aquel Jueves en el que se instituyó el Sacramento de la Eucaristía. Para ser sincera, no me gusta el boato, soy bastante pragmática y me adapto a lo que sea, pero si tiene el sello de la sencillez, lo prefiero frente a la fastuosidad. No obstante, entiendo que aquello que es más precioso que el oro, se rodee de él. Buscando siempre otorgar la máxima importancia a lo que se celebra.

De esta manera entendemos que las preciosas procesiones del Corpus se encuentren revestidas de boato y honores, incluso militares, que tan mal sientan a la sociedad laica. Deberíamos explicar que para nosotros la Adoración a la Eucaristía es tan importante como el servicio a los más necesitados y que, una no puede excluir a la otra, sino que conviven en perfecta unión.

Demos gracias a Dios que existan tradiciones arraigadas y personas dispuestas a darnos a conocer qué es lo que se celebra y por qué se celebra de una determinada manera. Lo mismo nos sucede con la misa de rito diferente al que estamos acostumbrados. La liturgia es una parte importante de la trasmisión de la fe. En ella se encuentra la riqueza de las diferentes formas de dirigirse al Señor. Y ellas no excluyen la oración en la soledad de nuestra habitación, pero facilitan el encuentro de los hermanos ante un mismo Sacramento.

La cuestión no es si debe, o no, acompañar al Santísimo el Ejército. En realidad se trata de que, frente a la parte más importante de nuestra fe, la sociedad en su totalidad desde los cargos más altos hasta los más humildes se unen frente al mismo Misterio. En una sociedad aconfesional, el Ejército también tiene fieles católicos que desean lucir sus mejores galas en Adoración al Santísimo. He visto unas bellas imágenes de Sevilla el jueves pasado; toda la Sociedad estaba allí en procesión. Un derecho a expresar la fe en público, que algunos le tienen ganas, y prefieren negarla a los católicos aunque se deshagan en otorgarla a otras confesiones. En un acto de inmadurez cultural que puede perjudicar a las generaciones que vienen detrás. Olvidando que las tradiciones forman parte de la cultura y que ésta, bebe generación tras generación de las mismas fuentes.

Sea por siempre bendito y alabado el Santísimo Sacramento. El tapiz florar de este año corresponde al Sacrificio de Isaac. Celebremos el Corpus Christi sin olvidar la entrega a los demás

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s