Las escuelas ateas ya tienen vía libre en el Reino Unido

El conocido biólogo, etólogo, evolutivo Richard Dawkins, autor del libro “El espejismo de Dios”, estudia la posible creación de una “escuela libre atea” acogiéndose a los nuevos planes del Gobierno británico, según trasmite la agencia EFE. Dawkins, que ha criticado con frecuencia a las escuelas de grupos religiosos, fomentaría entre los alumnos del centro que propone el escepticismo y el valor de las pruebas científicas. En esa escuela, la Biblia se estudiaría como obra literaria, “como mito, como poesía, pero en ningún caso como algo con base real”, informa el diario The Daily Telegraph.

Siempre hay filántropos, incluso en el pensamiento. Ya tenemos la religión atea al servicio del nuevo orden mundial. Ese en el que se reconoce nuestro flamante presidente con su Alianza de Civilizaciones. Si la religión es un peligro que provoca el enfrentamiento de unos grupos contra otros, qué mejor modo de vacunarse que iniciando en el pensamiento ateo desde temprana edad. No hay más referente que el empirismo puesto al servicio del desarrollo humano. Por el camino nos dejamos el sentido trascendente que la espiritualidad ofrece en cada religión. Un creyente ve más allá de esta vida, cuenta con sus limitaciones para hacer posible la felicidad, aspira y percibe algo de la misma cuando ama a otro ser humano. Allí reconoce lo que es el don de uno mismo, lo que es renunciar al propio egoísmo para trascenderse.

No hay nada nuevo en la religión atea. Durante años el comunismo fue su mejor aliado y allí donde quisieron convertir la sociedad atea en un bastión del humanismo sin credos, la realidad se empeñó en constatar el deseo vital de todo ser humano por alcanzar la plenitud. Allí precisamente está creciendo la fe en Dios. Un desierto de vacío existencial, emergiendo desde la oscuridad a la luz. Un deseo no satisfecho jamás, pero barruntado mediante el ejemplo noble y generoso de muchos seres. La iglesia católica los canoniza, les da un pasaporte de identidad que les permite convertirse en intercesores de la humanidad. Investiga sus hechos, considera que han sido hombres y mujeres que vivían en plenitud las tres virtudes teologales: la fe, la esperanza y la caridad.

Hagamos una recopilación sucinta de las mismas. La fe es un don que se alcanza de modo gratuito, pero que hay que fortalecer a lo largo de toda la existencia. Un ateo reniega de ese don, rechaza la posibilidad de ser alcanzado por la mano de Dios. Sin embargo, no son pocas las conversiones que como la de Saulo, hacen caer del caballo de la increencia a más de uno.

Por esperanza entendemos que nunca podemos olvidar que nuestra vida es un paso, un camino que se abre al infinito amoroso que nos espera al otro lado de la puerta y donde la gracia nos convertirá en seres felices para toda la eternidad.

Y la caridad hace mella en todos los seres humanos, porque es la virtud que muestra con largueza las dos anteriores, la que supera el ensimismamiento y, nos hace salir desde el interior al exterior, a la búsqueda del otro, a la entrega sin límites. Algo difícil de alcanzar sin la ayuda de Dios. No somos más que pecadores que no podemos crecer un palmo de estatura por nosotros mismo, pero sí conseguimos algo, lo es en parte gracias a la ayuda de esa fe que mueve montañas. De esta manera entendemos el proceso de los santos, aquellos que lograron dejarse moldear en las virtudes cristianas. Tenemos que estar orgullosos de hacer partícipes a nuestros jóvenes de esa fe que nos ha sido regalada. Y hacerles entender que el mundo es más habitable gracias a esos hombres y mujeres que vencieron su egoísmo.

No veo un mundo ateo. Por mucho que se empeñen, Dios siempre sopla a nuestro favor. Esas escuelas ateas crearan seres soberbios, incapaces de vencerse a sí mismos, por muy perspicaces e inteligentes que puedan resultar. Los cristianos, mientras tanto, seguiremos rezando para que aumente la fe en esta Tierra. Porque gracias a ella, los infiernos de este mundo están llenos de personas que ayudan a los demás

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s