El espíritu del peregrino

Santiago Apóstol, patrón de España, como me gusta tocarles las narices a quienes hacen de su terruño un apartheid nacionalista que excluye aquello que nos une a todos. Lo quieran o no, Santiago está asociado a la unidad de España, al grito más común contra un enemigo también común. ¡Pobre Santiago si levantase la cabeza!, se asustaría al ver en el icono que se convirtió durante cierto tiempo; pero no estoy segura que le disgustase saber que se ha convertido ese campo de estrellas del fin del mundo, en una catedral a la que acuden miles de peregrinos. Santiago probablemente les recordaría la anécdota de su madre cuando pedía a Jesús un lugar específico para sus dos hijos. No sabía que ese lugar existe para cualquier creyente, es la morada que se gana con el precio de la propia vida. El resto vanidad de vanidades. Pero así es la historia, dando tumbos desde los albores de la humanidad.

No estoy muy convencida de que surta efecto peregrinar hacia ningún lugar sino se tiene un espíritu del peregrino que va tras la búsqueda de su reconciliación personal. Entiendo que todos en alguna medida somos peregrinos en esta tierra, estamos recorriendo un camino singular, que unas veces aparenta ser recto y claro, mientras que otros momentos se trasforma en pedregoso y lleno de baches. Camino al fin y al cabo es la propia vida a la que hay que dar consistencia. Una vida que no se mide tanto por los éxitos conseguidos en medidas humanas, como por los logros alcanzados en esa travesía que nos enseña cuál es la piedra preciosa por lo que vale la pena perder todo lo demás.

Santiago representa toda una tradición histórica y religiosa. Algo que pone de los nervios al laicismo más visceral. Porque eso de que tengamos un patrón de España les repatea, de manera que han hecho todo lo posible para que no sea una festividad en todo el territorio. Una muestra más de la idiocia de la clase política. Pero quienes poseemos el don de la fe, seguiremos venerando al hijo del Trueno, al apóstol de España. Seguiremos considerando positivo que miles de personas realicen una peregrinación que cambia sustancialmente su mirada. Que convierte su trayecto en un esfuerzo compensado con la carta del peregrino. Un camino tras el que sintieron la fe de un modo más vivo.

Disculpen que recupere los símbolos, cuando una nación pierde el norte, los símbolos pueden conseguir por ellos mismos lo que antes nadie consiguió. Vean si no como la bandera española ha conseguido ondear sin complejos por todo el territorio español, cuando se jugaba la copa del mundo. Pues bien, cuando nos jugamos nuestro futuro, el que atañe a la vida inmortal, conviene recuperar las señas de identidad; esas que nos reconcilian con el pasado y nos dan fuerzas para seguir adelante. Un peregrinar que purifica la mirada y sana el alma. Un peregrinar que gana la indulgencia, siempre y cuando exista el deseo de que nuestros valores se ajusten no a criterios humanos, sino precisamente a lo que Jesús de Nazaret llamó el Reino que no es de este mundo.

Puede que ese símbolo de Santiago patrón de España, sirva para aglutinar lo mejor de nosotros, rogando por todos aquellos que no gozan del don de la fe. Las advocaciones nunca son casuales, tienen tras de sí una larga trayectoria, y sirven para aglutinar lo mejor de los pueblos. El Pilar y Santiago, son esos símbolos que hace falta recordar a una población adormecida y en la inopia, pero necesitada de una cultura religiosa básica. La del peregrino, es una cultura de la humildad, del reconocimiento de nuestras propias faltas y del camino que lleva a la expiación de los pecados. Que Santiago interceda por todo el pueblo español.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s