Casi todo es cuestión de fe

Problemas de hardware me han dejado fuera de cobertura toda la mañana. Y he pensado que la fe, sufre de esos vaivenes; en ocasiones no es que no exista, sino que se sitúa fuera de cobertura. Pero está ahí, abierta de brazos esperando que alguien la reconozca, que sintonice. Tenemos fe en la ciencia, cuando un aparato no funciona nos ponemos en manos del técnico. Cuando la fe falla, cuando no sintonizamos, me pregunto por qué no nos ponemos en manos de Dios. Eso mismo ya es un acto de fe, abrirnos a la posibilidad de que Él está dispuesto a escucharnos y que nos va a dar aquello que pidamos.

Y siempre hay que pedirle que aumente nuestra fe, porque la mayor parte de ella está contaminada, llena de prejuicios y frases grandilocuentes. En realidad hay que seguir arrodillándose para que se encienda esa chispa maravillosa que nos conecta con Dios. No es que Él esté ausente de nuestra vida, en absoluto, pero nosotros sí que nos desviamos de su camino con mucha frecuencia. Por si fuera poco, encima nos justificamos. En definitiva el deseo de vivir la plenitud de la vida cristiana nace de esa conexión íntima que nadie ve porque brota de nuestro interior. Pero esa conexión se puede sentir como gratitud por todo lo recibido o como pérdida. A veces la ausencia de Dios es la mejor constatación de su presencia. Deja que el abandono nos sitúe en el punto exacto de necesidad. Allí donde podemos de nuevo salir al encuentro de Dios.

El deseo de Dios está muchas veces velado por nuestra autosuficiencia, no queremos depender de nadie, ni tampoco dar cuenta de nuestro yo más íntimo. Y la fe debe vivirse libremente, aceptar el vínculo con Dios, estar dispuestos a dar gracias, a alabar, a bendecir, a adorar. Para ello uno debe poder verse con sed de Dios, convencido que Él es la causa y fin de todo. Lo bueno de la fe es que no exige títulos de teología. Al contrario, suele manifestarse en lo más desvalido. Si dependiera de la capacidad e inteligencia no sería obra de Dios. Ello no supone que la fe se manifieste alejada de la razón. Está claro que se aproxima a la filosofía y es tan razonable que muchos intentan explicarla desde sus cátedras de teología.

Sin embargo, podemos encontrar a hombres de fe que nunca han leído un libro. Ni falta que les hace. Saben estar en comunión con Dios, desde el alba hasta el ocaso. Hay quien conoce la oración incesante, trabajando, caminando, sabe ofrecer todo. La verdad es que no crecemos un palmo de estatura si no está en la mano de Dios concedérnoslo. De esa manera descubrimos que todo es gracia. Y desde la gracia, cumplir la voluntad del Padre es mucho más fácil, que situándonos desde nuestra autosuficiencia. Creyendo que somos buenos por nuestro esfuerzo. Nada de eso es cierto, somos lo que somos en la medida que dejamos obrar a Dios. Lo demás no revela su designio amoroso.

Pero hay algo que sí debemos tener en cuenta. Y es que el Magisterio de la Iglesia es el intérprete auténtico de la Palabra de Dios, para enseñar bajo la asistencia del Espíritu Santo todo aquello que debe ser creído. Y bueno, puede que no queramos o podamos admitir todo lo que la Iglesia dice. Pero sí debemos asumir que la Tradición fue encomendada por Dios a los apóstoles, para que la trasmitan íntegramente a los fieles.

Por eso podemos confiar que el Espíritu seguirá guiando la barca de Pedro, a pesar de los pecados de los hombres y mujeres de todo tiempo y lugar. Como dice el Catecismo: “La Tradición, la Escritura y el Magisterio de la Iglesia, según el plan prudente de Dios, están unidos y ligados, de modo que ninguno puede subsistir sin los otros; los tres, cada uno según su carácter, y bajo la acción del único Espíritu Santo, contribuyen eficazmente a la salvación de las almas”. (DV 10.3)

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s