Ahora quieren volar la cruz del Valle de los Caídos

El Foro de la Memoria olvidadiza de la Comunidad de Madrid, pide volar la cruz del Valle de los Caídos y convertir el recinto en un museo de la dictadura. Algo tan absurdo como estar recordando permanentemente a Franco y las aberraciones de su sistema político. Y encima se cargan una basílica benedictina que tenía como objetivo rezar por todas las víctimas. Aunque entre ellas se incluyeran algunas que no querían ser recordadas por la Iglesia. Este dislate es una manera de reescribir la historia, saltándose en vuelo libre la Transición. Ya no hay miedo al ruido de sables, ya se ha propagado y moldeado el pasado de acuerdo a los intereses de los perdedores. Estos señores quieren convertir en héroes de la democracia a unos asesinos, aunque no todos lo fueran, pero olvidan señalar que fueron unos totalitarios del izquierdismo quienes sacaban de sus camas a los ciudadanos sólo por el hecho de tener fe en Dios y no querer abjurar de la misma. Muchos perdieron la vida por no ser obreros, como si la condición de patrono fuera una traición a la causa del pueblo.

Me parece bochornoso lo que se está haciendo. Y creo que con Zapatero se ha consolidado un punto de inflexión hacia una dirección equivocada. El respeto a nuestros mayores pasaba por dejar en paz el franquismo. No hicimos la Transición para que ahora nos envuelvan rencores que parecían olvidados. Es probable que esta terrorífica manía de revolver el pasado llegue a un punto de no retorno. Porque no se puede condenar el franquismo sin condenar el totalitarismo del Frente Popular, utilizado por comunistas, anarquistas y socialistas que deseaban perpetuar una revolución con la sangre de los ciudadanos. Tenemos que recordar que las primeras muertes que sirvieron como preludio a la Guerra Civil se originaron desde el lado que hoy reclama reparaciones. Han sido astutos, taimados, y finalmente vengativos. Sus rencores salpican a toda una población que no vivió aquella guerra entre hermanos.

Espero que este gobierno pierda su cariz totalitario, porque legislar por el rodillo de la mayoría está resultando ir contra la mitad del pueblo español. Un pueblo que ya no está por la labor de seguir mitificando la República. Eso se lo dejan a los niños, pero quienes hemos vivido la llegada de la democracia, quienes quisimos la libertad sin ira, no vamos a permitir que unos resentidos se carguen olímpicamente un monumento histórico, porque es fruto del franquismo. Les llamé talibanes de la cruz, y efectivamente lo son, sin tapujos. Acosan a la Iglesia, buscan arrinconar la única voz que se opone a su ingeniería social. Pero lo hacen de manera taimada, dando una cal y otra de arena. Permitiendo un Concordato al mismo tiempo que lo van dinamitando con sus guerrillas mediáticas. Esas que día sí y otro también intentan influir en la opinión. De modo que mientras por un lado colaboran en la próxima Jornada de la Juventud, lanzan sus dobermans amaestrados para sacar los colores a la Iglesia.

Esos dobermans son muchos religiosos de la teología de la liberación que simpatizaban con los pobres y por tanto se sentían próximos al socialismo, incluso a partidos marxistas. Lo cierto es que los treinta años de democracia deberían bastar para entender que nuestro socialismo es de salón, una progresía social en temas como aborto, píldora del día después, divorcio exprés, memoria histórica, educación para la ciudadanía, etc. Mientras que los más pobres siguen aumentando y sólo son respaldados por las asociaciones de la Iglesia. Hoy la cara del paro se encuentra en Cáritas, mientras que estos señores de la política barata, aprietan el cinturón a las clases medias, dejando a la banca gozar de todas las prebendas. Y eso sucede porque los socialistas y sindicalistas de hoy, son meros burgueses de la burocracia.

Por eso resulta bochornoso que se quiera tener entretenida a la sociedad en programas basura y noticias de prensa que no reflejan la verdadera realidad. Porque mientras hablamos de volar el Valle de los Caídos, nos olvidamos de todos aquellos caídos en las cunetas del paro, obligados a pedir en las puertas de las iglesias y acudiendo a los comedores sociales de Cáritas. ¡Basta ya de manipular la historia para distraer!. La realidad es que son unos taimados rufianes capaces de repetir los mismos errores del pasado. Que Dios nos coja confesados

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s