Dos mil diez años de solidaridad

Hoy es el día del voluntariado en Manos Unidas, más de 4.500 personas trabajando sin ningún tipo de salario, donan su tiempo a favor de los demás. También hay voluntarios de la palabra, son miles los blogs de la era de Internet, creando opinión, moldeando el pensamiento con diálogos entre comentaristas y blogueros. Una labor tan voluntaria como pueda ser la de Cáritas, pero eso sí, mucho menos efectiva. Conste que yo me siento voluntaria de la palabra. Lo que hago lo realizo para que ser cristiano no se reduzca al ámbito del crucero de una Iglesia. Salir a la palestra del ágora pública es una de las premisas de nuestro tiempo. El diálogo fe cultura, es tan importante que dominó Occidente durante generaciones. Hoy con el eclipse de lo religioso en el ámbito de la sociedad, tenemos más motivos que nunca para hacernos presentes en los medios.

Ese es mi voluntariado, desde el que me asomo a Religión Digital. Y quiero dar gracias públicamente a este medio que ha ido recogiendo un buen grupo de blogueros. Tenemos la ocasión de manifestar que ser cristiano es una manera de entender la vida, una oferta permanente de felicidad para los demás. Vivir arraigados al tronco de la fe, nos permite movernos en la esfera de la esperanza como motor de nuestra vida. Es mucho lo que el cristianismo ofrece al mundo. Miles de voluntarios en todos los ámbitos de la sociedad, en las zonas más conflictivas, donde la miseria y el desamparo hacen mella. Allí en esas zonas marginales, siempre se encuentra a la Iglesia en una labor callada y fructífera.

Hoy debemos dar gracias a quienes dedican parte de su tiempo a mantener esos focos de esperanza. Y debemos sacar a la luz esas perlas escondidas a los ojos de los demás. Pero me gustaría recordar que ser cristiano también es donar tiempo para algo que parece tan poco fructífero como la oración. Rezar por los demás ha perdido su valor en esa medida utilitaria que la sociedad incorpora durante décadas. Al parecer la oración es una pérdida de tiempo, a los ojos de quienes no pueden comprender que invocar a Dios como mediador del género humano, es una manera de manifestar nuestra impotencia para resolver todos los problemas.

No, no siempre conseguimos hacer todo el bien que deseamos, pero eso sí, sabemos suplicar para que salga lo mejor de nosotros al exterior, para que se borre el egoísmo y la idolatría de nuestros horizontes y confiar que allí donde no podemos llegar, Dios lo hace de manera misteriosa y anónima.

Me congratulo de pertenecer a la Iglesia, donde hace miles de años nos preocupamos unos de otros. Esta Iglesia que ha dado al mundo obras maravillosas de arte y cultura, pero también miles de horas en el silencio de la gratuidad hacia los demás. Una Iglesia que puede quedar distorsionada por la fastuosidad de sus Iglesias y Catedrales, iconos vivos de la generosidad de miles de creyentes hacia la fe que les sustenta. Allí en los muros de la Basílica de San Pedro, muchos hermanos en la fe, ofrecieron sus conocimientos para dejar una huella palpable para la posteridad.

Es una suerte formar parte de esa Iglesia que recoge el oropel y la sencillez con la misma medida, confundiendo los valores mundanos por otros que pertenecen a la eternidad. Una Iglesia que dona parte de su pasado a la humanidad y que siempre está pensando en los demás. La Iglesia que se preocupa del ser no nacido y le da su apoyo, la que se queda cuando todos se van. La que tiene miles de víctimas que han entregado su sangre por su fe. La riqueza de esta herencia, con sus luces y sus sombras, pertenece a toda la humanidad. Hoy es un día para recordar que no hay otra organización más fructífera a favor de los demás, extendida por todos los continentes. Gracias voluntarios.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s