"En cada niño nace la humanidad"

El título de este artículo me ha parecido una frase bellísima. Corresponde a nuestro premio nobel Jacinto Benavente, y sirve como epígrafe de la Campaña de Manos Unidas, cuyo lema sigue siendo impactante: Su Mañana es Hoy. Y un plato redondo simula la letra o. Mi enhorabuena al publicista, en pocas palabras consigue trasmitir mucho. Aunque tal vez estemos tan acostumbrados al impacto visual que somos incapaces de descubrir el secreto de esas palabras. Por eso es necesario acompañarlas de una colección de niños de todas las geografías que se corresponden con esa humanidad que va naciendo día a día. Y es que la infancia es el futuro de la sociedad que hoy estamos construyendo. Ellos heredarán nuestras equivocaciones y disfrutarán de nuestros aciertos. El niño tiene características peculiares que todos reconocemos, su curiosidad, su facilidad para aprender, su vitalidad.

Y precisamente de niños quería hablar. No para animar la campaña de Manos Unidas que celebraremos este domingo en todas las parroquias, sino para explicar el peligro de la red. Y cómo algunos trucos se convierten en trampas peligrosas. Saber titular un artículo es todo un arte. Tiene que sugerir el tema que trata, o llamar nuestra atención. Ahora en este mundo de la red, también se suele utilizar algún que otro insulto, además de la suplantación de identidad. Llegará el día que tengamos que demostrar de manera fehaciente quienes somos A la escritora Lucía Etxebarría le ha costado dos años conseguir que su perfil de Twitter fuera cerrado. Un individuo había utilizado su imagen y su nombre para verter comentarios racistas, sexistas y lo que se terciase. Lo curioso es que ha tenido que denunciar a la policía para que fuera posible localizar al gamberro y concluyera ese episodio deleznable. A nadie le gusta que suplanten su identidad, pero me temo que el truco de utilizar nombres relevantes para rozar el minuto de gloria, es más frecuente de lo que se supone.

Por eso hay que indicar a las nuevas generaciones que mantenga la prudencia en la red. Es conveniente no dar muchos datos sobre uno mismo. Podría ser utilizado de manera peligrosa por delincuentes. Y tampoco debemos fiarnos de los datos que veamos en las redes sociales, se suele mentir. Entrar en los blogs para descargar frustraciones personales es otra de las atracciones que hoy se sufre cuando se escribe con posibilidad de comentarios. Aparecen personajes que se dedican a provocar. Lo mejor es ignorarlos. Pero también es frecuente que el enganche en la red provenga precisamente por una curiosidad malsana hacia esos mismo comentarios. Son como los pequeños culebrones televisivos, incluso peor.

Algunos amigos me han confesado que sus hijos, ya adultos, pasan horas frente a la pantalla del ordenador rastreando los perfiles de facebook. Me parece una afición peligrosa, por la frivolidad que entrañan esos perfiles. Pero no todo es nefasto, hay en la red una posibilidad de compartir intereses comunes, videos, fotos, y sobre todo información. En este sentido la red es una botella sin fondo. Utilicemos Internet para crecer en sabiduría. Sigamos perfiles que nos aporten algo y no caigamos en banalizar las relaciones. Que nuestra huella se pueda rastrear por aquello que aportamos a la red, no olviden que “El gran hermano” lo registra todo. Que no tengamos que arrepentirnos de una frase inoportuna.

Por supuesto quienes escribimos de manera puntual en este medio, tendremos que comernos con patatas lo que hemos dejado registrado en nuestros post. Sean benévolos, todos tenemos un mal día, pero no olviden que “En cada niño nace la humanidad”. Un poco de autocensura en un medio libre como la red, es conveniente. Y con toda probabilidad los abusos que se comenten provoquen algún tipo de control más exhaustivo en el futuro. Recuerden la Ley Sinde y los efectos colaterales. Pues dando un giro a la frase de Manos Unidas, yo diría que nuestro mañana ya es hoy. Está en nuestras manos convertir la red en un medio de cultura y no en una bazofia carroñera.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Educación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s