El fenómeno de Sor Verónica Berzosa

Las ex clarisas de Lerma recién fundadas como hermanas de Iesu Communio, están dando que hablar desde todos los ángulos de la Iglesia. Formalizaron nueva profesión religiosa en la catedral de Burgos acompañadas por varios obispos y con invitación reservada. Al público de la calle no le quedó otro remedio que ver en pantalla la ceremonia. Y ella, la fundadora, Sor Verónica Berzosa, muestra los hombros inclinados. La han fotografiado varias veces con un gesto muy suyo, las manos entrelazadas y los ojos cerrados, denotando una actitud de plegaría que le va bien a su obra. Como ella misma ha expresado se siente contenta por la cosecha de vocaciones y, un tanto asustada con las expectativas que ha levantando en los medios. Iesu Communio nace con las cartas marcadas. Sor Verónica lleva años inmersa en un hecho sorprendente, despertar vocaciones a la vida consagrada. No se sabe bien cuál es su secreto, pero deduzco que posee una fe recia, junto con la habilidad de mostrar las bondades de una vida que se presenta a la sociedad como locura. Y al igual que el mismo San Pablo hablaba de la locura de la cruz, estas jóvenes han entendido que la mejor parte está en su entrega a Cristo.

Han aparecido totalmente renovadas con un hábito de tela vaquera y corte clásico, una mezcla que denota algo más profundo: la conexión con la modernidad y la comunión con la tradición. Y una novedad, la vida de clausura toma la iniciativa en la reevangelización. Y lo hace desde sus monasterios, con la sencillez y la discreción del claustro, pero sin apartarse de la realidad social. Presentando al mundo la mejor parte, la de María a los pies de Jesús. Inmersos tras el Concilio Vaticano II en una apuesta por la sociedad, que llevó a una secularización galopante, sor Verónica sin embargo, ha sabido tomar el pulso a las nuevas generaciones arrastrándolas hacia la vida religiosa.

No voy a negar que desde que les han etiquetado como integristas, siento simpatía por su causa. Viéndolas jóvenes y alegres, es difícil que nadie pueda creer que allí no hay conexión con la realidad actual. Muy burda ha sido la tarea de quererlas escorar hacia un lado, tan sólo porque los apoyos recibidos, no merecen la simpatía de quienes las siguen con asombro. Que las haya visitado el predicador del Papa es otra de las delicadezas y atenciones que vienen recibiendo. No es extraño, porque mientras la sequía de vocaciones a la vida religiosa permanece, esta obra crece de manera sorprendente. Que además sean jóvenes con estudios superiores, dispuestas a abandonar el mundo para donar su vida a Cristo, es un puntazo que las altas jerarquías de la Iglesia tienen muy en cuenta.

Pues bien, con todas las reservas ante el fenómeno de Lerma, por lo sorprendente e inesperado, a mí sólo me queda dar la enhorabuena a sor Verónica que parece ser el alma de este suceso admirable. Si es capaz de arrastrar a las demás, no me cabe duda que su carisma para presentar la causa de Cristo y de la evangelización debe ser preservado. A partir de ahora podremos comprobar si la fe de esas jóvenes es capaz de madurar lejos de Lerma, porque aunque hayan ampliado en dos sedes su residencia, lo cierto es que hay material para expandirse a lo largo y ancho de la geografía. En la actualidad hay conventos que sobreviven con apenas cuatro o cinco personas, de manera que las casi doscientas hijas de Iesu Communio, constituyen un material preciosísimo para iniciar el despegue de esa nueva fundación.

Es momento de olvidar que dejan abandonadas a las hijas de Santa Clara por una nueva aventura. Lo importante es ser fiel al propio carisma que han encontrado en comunión. Y desde ahí ser capaces de dar lo mejor de sí mismas a la Iglesia. Estoy expectante por saber si es una quimera pasajera o una siembra fecunda y prodigiosa. Pero eso sólo lo sabremos con el tiempo, de momento el prodigio ya es más que suficiente.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El fenómeno de Sor Verónica Berzosa

  1. De entrada el nombre del carisma es inpronunciable ya que figura en latín : Iesu comunio. No acabo de ver la pretendida novedad a no ser que se refieran al nuevo vestuario. Tampoco veo la necesidad de separarse de Santa Clara fundando otra orden de lo mismo. Si ambas ordenes viven lo mismo, lo normal es que se junten en una sola órden, lo demás no tiene sentido ya que divide, y reino dividido reino vencido. Seria algo nuevo si además de vivir encerradas salieran de manera sistemática a dar catecismo y conferencias en las parroquias. Como carisma nuevo nada de nada, es una continuedad dentro del separatismo más absurdo.

    Me gusta

  2. Marc Vincent dijo:

    Palabras muy lúcidas las anteriores. Además estas monjas no son integristas, como no lo son los kikos por más que prediquen el matrimonio indisoluble o el no al aborto. Es una espiritualidad de origen presbiteriano mal hibridado con el catolicismo.Dedicado a esto en este blog:http://tanantiguaytannueva.blogspot.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s