Los amigos de las alianzas deben tomar partido

“Una voz suave aumenta los amigos, unos labios amables aumentan los saludos. Sean muchos los que te saludan, pero confidente, uno entre mil; si adquieres un amigo, hazlo con tiento, no te fíes en seguida de él; porque hay amigos de un momento que no duran en tiempo de peligro; hay amigos que se vuelven enemigos y te afrentan descubriendo tus riñas; hay amigos que acompañan en la mesa y no aparecen a la hora de la desgracia; cuando te va bien, están contigo, cuando te va mal, huyen de ti; si te alcanza la desgracia, cambian de actitud y se esconden de tu vista. Apártate de tu enemigo y sé cauto con tu amigo. Al amigo fiel tenlo por amigo, el que lo encuentra, encuentra un tesoro; un amigo fiel no tiene precio ni se puede pagar su valor; un amigo fiel es un talismán, el que teme a Dios lo alcanza; su camarada será como él, y sus acciones como su fama”.

Hay que reconocer la sabiduría que esconde el libro del Eclesiástico en estos párrafos 6,5-7, rabiosamente actuales, sin un ápice de olor a naftalina. Hay quien sabe ganarse amigos y, quien sólo atesora enemigos. En esto de las habilidades sociales algunos ganan con largueza. Y hay que tener muy claro si la amistad está por encima de los principios, o por el contrario los principios son la norma que rige nuestro comportamiento y a continuación viene la amistad. La justicia, en cambio, debiera ser imparcial. Sus artículos inamovibles, aunque se cuente con el aval del sentido común. La ley no puede estar regida por sentimientos emocionales que enturbian el horizonte. Por eso, cuando se hacen alianzas antinaturales, repugnan a la ciudadanía.

Los partidos reciben apoyo de sus votantes, pero los acuerdos bajo mano, difuminan los verdaderos propósitos y sólo tienen por objetivo seguir engañando a la ciudadanía, por eso merecen el descrédito y la reprobación. No se puede ser amigo de quienes llevan sus manos manchadas con sangre, o han hecho alianza con aquellos que tienen simpatía por la amenaza y el terror. De manera que para la ciudadanía con principios, Sortu, esa formación que sale en Euskadi agrupando una ideología que no condena la violencia etarra, es una apuesta arriesgada que nadie debería cargar sobre sus hombros. Ni siquiera por amistad, se puede admitir dar aliento al reducto que lleva años transformándose con aparente legalidad para dar cobertura al terror.

Cierto que todos deseamos dar cabida a las diferentes sensibilidades sociales. Pero es que esos señores de la repugnante serpiente llevan cambiando de piel durante demasiados años. Y tenemos una mayoría social que no aprueba nuevas componendas. Aunque los políticos decidan pactos antinaturales y alianzas con minorías que deciden sobre la mayoría. Eso a la larga pasará factura. Y cuando la memoria de este país recorra las alcantarillas de ETA, sin lugar a dudas saldrán sapos y culebras arrastrando todo lo que se ponga a su paso. No se puede llevar las siglas de España en el logotipo del partido y al mismo tiempo favorecer aquello que desea destruir la unidad de esta tierra. Porque se está dando una puñalada por la espalda a toda la ciudadanía que en su mayoría no está por esos dobles juegos.

Es momento para desmembrar España o poner fin al terror. Hay una asociación de víctimas del terrorismo que pide justicia, desde el desgarro emocional que supone formar parte de ese colectivo ninguneado en muchas ocasiones por la opinión pública. Esperemos que los errores del pasado no vuelvan a repetirse. Insisto que hay una pléyade de amigos que se guardan unos a otros las espaldas. Llevan años beneficiándose de la debilidad del estado español. Ojalá la justicia haga su labor y no permita lo que facilita seguir dando resuello y cobertura legal a las sombras del mal.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s