El colectivo gay contra el Arzobispado de Valencia

Se han puesto en pie de guerra. El colectivo de gays y lesbianas quiere que se retire el plan sobre educación sexual que el Arzobispado de Valencia ha propuesto a toda la sociedad. Especialmente a quienes desean formar a sus hijos dentro de la moral cristiana. Que no es como se supone ir a por los homosexuales o discriminarlos, sino aceptar que la sexualidad forma parte de una relación de pareja que vive un proyecto de vida de acuerdo a los planes de Dios. Supongo que hasta que no consigan encarcelar a los ciudadanos que no piensen como ellos, no pararan en su deriva totalitaria. Quieren una sociedad bisexual para normalizar una situación que se sale de lo normal, pero que ellos nunca aceptarán como tal. Llevan años forzando a la sociedad a admitir sus tesis. Son fuertes, tienen contactos, dinero e influencias en los círculos del poder. Promueven una sociedad donde la familia no sea la célula fundamental, donde cualquier grupo pueda constituirse familia, ese es el caldo de cultivo que se nos viene encima.

Según sus principios un trío que decida convivir juntos, también será una familia. Y de paso juntarán a la prole de los tres. Marcando una educación en la promiscuidad. Según sus criterios da lo mismo una orgia que una bacanal. Cuando se pierde el concepto que afecta al derecho natural, ya no hay límite ni barreras. ¿Sin embargo, es eso lo que la sociedad necesita?. Un hijo solicita amor, pero no solo eso, en su proceso recibe una formación que constituirá su personalidad futura. Y aunque compren a psicólogos y sexólogos afines a su causa, lo cierto es que la familia natural es el recinto mejor preparado para un sano desarrollo de la personalidad. Lo extraño es que su criterio se convierta en norma, que una minoría dicte la moral de la sociedad, es un sinsentido.

Pero los experimentos con gaseosa están ahí. Quieren entrar en los colegios. Y por eso han decidido atacar el plan del Arzobispado. No se trata de permitir decidir en libertad en los claustros o en el consejo escolar. Sino de imponer sus tesis. El trabajo que presenta el Arzobispado de Valencia ha estado supervisado por cerca de veinte especialistas en diversas materias. Especialistas que no consideran que sea positivo hablar de progenitor A o progenitor B. Nunca se ha legislado para casos puntuales, sino para el conjunto de la sociedad. Una vez que han alcanzado los círculos de la jurisprudencia se cometen tropelías que ninguna persona con sentido común puede consentir. El respeto supone no convertir sus tesis en el pensamiento dominante de la sociedad. Pero es que ellos no están dispuestos a respetar, entran en todos los ámbitos, arroyando con prepotencia cualquier tesis que ponga en duda la normalidad de una relación homosexual.

Estamos por tanto ante un nuevo envite de crispación que usarán a su favor para atacar, una vez más, a la Iglesia y a los creyentes. No dudamos del avance social que ha implicado la tolerancia sobre el colectivo gay. Los estudios médicos independientes todavía debaten sobre el hecho. No hace tanto se consideraba un trastorno de personalidad y quedaba reflejado en el DSM. Ahora se tolera su unión legal a todos los efectos comparable a la de una pareja heterosexual. Pero es que mucho antes de devaluar el matrimonio que siempre se consideró heterosexual, ellos ya tenían concedida la unión económica y los derechos de herencia y beneficios sociales que de tal hecho se derivaban. Sin embargo, no era suficiente, querían más. Y ahora lo vemos claro, quieren imponer su moral a toda la sociedad. Sin excepciones. Y sus efectos se han reflejado ya en otros países con la retirada de custodia a padres que no pensaban como el colectivo. Supongo que considerar pecado las relaciones homosexuales convierte a los cristianos en enemigos irreconciliables de estos individuos. No piensen que soy una alarmista, quieren que la Iglesia bendiga las uniones gay y van a por ello. Llegarán a acusar al Vaticano de discriminar a su colectivo y puesto que son un lobby veremos escenas de sainete en los tribunales. Al tiempo.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s