Las jóvenes destetadas de la capilla de la Complutense

Luego nos dirán según lo que pensemos que somos talibanes. Pues vean que finura gastan algunos, en la Universidad Complutense han profanado la capilla, sin ningún tipo de contemplación. Las fotos ilustran tan valerosa gesta, una quedada de cincuenta o sesenta personas, en su mayoría mujeres, que llevan la foto del Papa y vocean consignas contra la Iglesia. En esa actitud desafiante se abalanzaron dentro de la capilla y pese a ser reprobado tal gesto, no se van sin montar el número: lanzan consignas provocativas, se morrean en plan lésbico, vocean contra el Papa. ¿Y todo por qué?. No les gusta la moral católica. En algo coincidimos, a mí tampoco me gusta su moral y no me voy a Chueca vociferando. Lo lógico sería que a continuación organicen otra algarabía en la mezquita de Madrid, ya que son tan valientes, tan reivindicativas, que salgan contra el islam y su machismo que es mucho más duro y humillante para la mujer.

Todo esto solo muestra una gran falta de cultura porque la libertad de expresión debe seguir unos determinados cauces. Pongamos por caso que organizan una manifestación como la del orgullo gay, donde tienen a gala todos los años en humillar al clero. No pasa nada. Pongamos que en la revista de la asociación de gays y lesbianas se pone a caldo al Papa. Tampoco sucede nada, es lo que se vienen haciendo desde tiempo inmemorial. Pero esta entrada sin permiso, transgrede las leyes y roza el escándalo público. Aunque les parezca lo más normal quedarse en bolas, no suelen acceder a las aulas de esa guisa, porque saben que no está permitido. De manera que lo que hicieron rebasa en mucho cualquiera de los ejemplos anteriores. Y se convierte en un delito.

Pero ahora viene el segundo motivo, el de la incultura, porque tal vez no sepan que en ciertos monasterios la abadesa hace y deshace desde tiempos medievales. Y si debe dar cuenta a su obispo lo realiza según la tradición, porque de esa manera jerárquica está estructurada la sociedad. Las comunas sólo han funcionado desde la utopía y lo más próximo a ellas es la vida religiosa, como para que les dé un pasmo a las jovencitas irresponsables de esa provocación.

Lo siento pero va sucediéndose ese laicismo beligerante y totalitario que tanto daño hizo en el pasado a este país. Y lo triste es que algunos entienden que es libertad de expresión atropellar tu casa y decirte que no les gusta como decoras las paredes. En todo caso esto es falta de educación, que es lo que vienen demostrando estas jovencitas. Dispuestas a exigir derechos sin aplicarse en los deberes.

Pues oigan, derecho constitucional tenemos, existe la libertad de culto. Y vuelvo a subrayar que nadie se mete en determinados barrios que son zona restringida les guste o no a sus vecinos. De manera que es bastante bochornoso que se transgreda el derecho al culto en una capilla que por ser universitaria se entiende que sirve para demostrar el talante democrático de esta juventud.

Deplorable la actitud de determinados estudiantes que se convierten en matones de taberna y rozan el ridículo más espantoso. Eso no es saber luchar por unos derechos, ni defender ninguna causa perdida. Es sencillamente ganas de tocar las narices. Pero no obstante, nosotros además de pedir que la justicia actúe, deberemos rezar como desagravio por tal infamia.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s