A los santos los hace Dios, no los hombres

Hay que desprenderse de las aristas que van dejando los acontecimientos. Desprenderse de todo lo que no sea la Verdad en mayúsculas. Demasiadas veces confundimos religión con ideología. Así es fácil negar la redención, la cruz, la propia salvación. Es fácil caer en un moralismo pacato. La Verdad es algo más que ideología, es presencia del Salvador en nosotros. Es la gracia de desear permanecer junto a su lado. Entonces las ideas dejan de ser importantes. Lo importante es esa unión con Dios que se palpa en la oración. Y sin oración lo que queda es palabrería barata. No nos dejemos engañar por quienes presentan la vida religiosa como un camino de autorrealización personal, de pacificación interior a base de rebajar la cruz a un simple icono.

La vida es una lucha permanente, quien quiera disfrazar ese hecho con bellas palabras de aparente espiritualidad, en realidad lo que hace es disfrazar la presencia de Dios en un manual de autoayuda. Y no es lo mismo. Muchos han caminado antes que nosotros en presencia del Señor. Son ejemplo para todos nosotros. Los santos tienen esa extraña cualidad de unir el cielo y la tierra. De limar aristas. Pero ninguno de ellos pasó por aquí como si estuviese en el nirvana permanente. La mayoría sufrieron contradicciones, luchas personales, momentos de oscuridad. A muchos no se les entendió. Y no es extraño. Son personas a quien Dios ha hecho extraordinarias, y eso ha sido posible porque se han entregado completamente a Él.

Juan Pablo II es ya un hombre para la eternidad. Será beatificado en tiempo récord. Hoy celebramos el sexto aniversario de su encuentro con el Padre. Muchos sacan a relucir sus equivocaciones, que como todo ser humano padeció. Eso no desmerece en nada su estatura espiritual. Porque conocemos que a lo largo de la historia, las personas tocadas por la mano de Dios, han tenido su carácter, sus dificultades. Sin embargo, quien vive para el encuentro con el Absoluto, lo trasmite a cada paso. Y nadie puede negar que Juan Pablo II bañado por las multitudes en encuentros y discursos a lo largo de todo el mundo, estuviera también revestido de la presencia de Dios. Hacer de lo ordinario algo extraordinario es el sello que distingue a estos gigantes de espiritualidad. Cuando recorremos los caminos de fe que fueron madurando a lo largo de su existencia, encontramos gente que choca con el resto, que sobresale por encima, que manifiesta algo extraordinario con aparente sencillez.

La Iglesia, en su sabiduría milenaria, presenta estas vidas al resto del mundo, como ejemplos vivientes de la gloria de Dios. No veneramos la figura de Juan Pablo II, sino la obra que Dios realizó en su persona. Eso es lo que cuenta, la trayectoria espiritual que fue recorriendo a lo largo de su existencia. El ir limando aristas con las realidades terrenas para dejar un espejo pulido donde uno sólo puede ver reflejada la presencia del Señor. Eso es lo extraordinario. El resto vuelve a ser palabrería, dimes y diretes. Sólo viendo la talla espiritual de esas personas, podemos comprender que la gracia los fue habitando. Y eso no implica que no cometiesen errores de apreciación, que no tuviesen momentos muy humanos, tanto como para diluirse con la masa anónima de creyentes.

En realidad un santo, vuelvo a repetirlo, es alguien a quien Dios ha ido habitando a lo largo de su vida. Y sí la Iglesia los presenta como modelo, es precisamente para que veamos que cualquier cristiano tiene que estar llamado a esa santidad, es decir a vivir conscientemente ante la presencia de Dios, en todo momento
Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s