"Encontrarás dragones"

Cuando se hace una crítica cinematográfica hay muchos factores a tener en cuenta. El guión puede ser la adaptación que se ha hecho de algún libro; también se ve la calidad artística, luz, ambientación, música. Una película es la suma de muchos factores, no sólo los de la interpretación, que también. Y soy consciente que el film Encontrarás dragones suscita todo tipo de reseñas. Primero por estar ambientada en la guerra civil, pero no menos importante, por tomar como figura destacada del film a San José María Escrivá de Balaguer. El relato del santo parte desde la infancia en Barbastro, su estancia en el seminario, hasta la escapada por los Pirineos para llegar finalmente a Burgos en plena contienda fratricida, o la muerte en Roma. El personaje histórico va acompañado de un antagonista completamente ficticio. Manolo Torres es un vecino de San José María en su Barbastro natal, cuya presencia se convierte en eje fundamental de la historia. Este Manolo, ya al final de su vida, será la pieza fundamental que cohesiona toda la historia de la película. Con un final espléndido, bien resuelto y con moraleja incluida. En apenas dos horas nos enfrentamos a la ambición, los celos, el amor, la piedad, la lucha de clases. El enfrentamiento entre el bien y el mal, este último representado por Manolo, cuya historia no es la de un ser abyecto, pero sí la de un hombre sometido al estrés de la vida en situaciones límites. La película nos permitirá juzgar sus decisiones, todas ellas equivocadas, que se convierte en contrapunto de las del fundador del Opus Dei. Porque en un ambiente tan reacio a la fe, podremos seguir el inicio de la Obra, que no se corresponde cronológicamente con la realidad, aunque esto es lo menos importante. Lo fundamental a mi juicio consiste en mostrar ambos bandos contendientes sin maniqueísmos baratos. Y casi se consigue, basta con dos o tres secuencias para valorar que en ambos lados de la contienda hubo personas nobles, sometidas al vaivén de los acontecimientos. Creo que la figura de un santo puede filmarse de modos diversos. En este caso no se cae en una hagiografía pacata. En un pietismo empalagoso. Muy al contrario el fundador del Opus Dei se presenta como una persona dispuesta a dejarse trabajar por Dios, buscando siempre la voluntad del Señor a quien ha consagrado plenamente su vida. Esto podía haberse resuelto de otro modo, pero no deja de ser interesante el punto de vista de esta película que utiliza la ficción y la realidad para llevarnos a una reflexión final. Tal vez lo más criticable sean las secuencias bélicas, resultas de manera muy rudimentaria. Sin embargo el conjunto tiene bastante calidad. Sin cargar tintas sobre los luctuosos sucesos del 36, podemos asistir a un juicio equilibrado sobre la condición humana y la libre donación de una persona al servicio de Dios. No, no creo que se presente a los nacionales como unos fachas. Ni tampoco convierte a los republicanos en héroes. Sobrevuela la mirada sobre una realidad de injusticia social que el director sabe valorar en su justa medida. El enfrentamiento entre el proletariado y la burguesía fue una realidad que aquí se presenta al espectador en una pincelada, pero con la intensidad necesaria. También se muestra la convulsión social y el idealismo de una izquierda que deseaba hacer la revolución. Creo que esta película merece ser vista, aunque algunas secuencias nos parezcan merecedoras de críticas. Hay que tener en cuenta que no todo puede resolverse en dos horas de metraje. Y hay material para hacer una película centrándonos exclusivamente sobre cada uno de los principales personajes. Porque obviamente un miembro de las brigadas internacionales, un espía en el bando anarquista y un fundador de un grupo religioso, son bazas que merecen por sí mismas toda la atención. Si el marco de la historia trascurre desde la niñez hasta el fallecimiento de cada uno de los personajes, había mucha tela que cortar. Y francamente no se podía resolver de mejor modo. Es obvio que la figura de santidad se presenta con unos tintes humanos muy creíbles, en lo que a mi juicio es lo mejor de la película. Muy recomendable, sin lugar a dudas.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s