"Lo importante es lo que haces, no lo que crees". sic. Cortés

Todos los humoristas gráficos pecan de lo mismo. Al sintetizar en pocas palabras y con una imagen un contenido, se pueden quedar lejos de expresar bien lo que quieren, incluso pueden llevar un mensaje equivocado a quien lo lee. Dice Cortés que lo importante es “lo que haces”, no “lo que crees”. Tiene gracia, hemos pasado de una fe piadosa a una anti fe activista. Y así nos encontramos con una juventud llena de propuestas solidarias, capaz de colaborar en Cáritas como si ésta fuera una ONG, pero vacíos del contenido que nutre la esencia de nuestro Credo. Yo no diría que lo importante es lo que hacemos, aunque bien sabemos que las obras muestran más que las palabras. Pero eso no significa que debamos olvidar nuestra propia impotencia para obrar el bien. Pues como todos experimentamos incluido el mismo San Pablo: No hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. (Romanos 7, 19). Cortés simplifica en viñetas sus golpes de intuición religiosa. Y la falta de explicación puede llevar a conclusiones erróneas. Pero eso son las cosas que tiene el humor gráfico, un fogonazo que provoca cierta complicidad y nos hace sonreír, o incluso nos escandaliza.

Hubiera sido mucho más acertado limitar la viñeta a las propias palabras de Jesús “No todo el que dice, Señor, Señor, entrará en el Reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre”.(Mateo 7, 21). Ahí radica la esencia de lo que haces, intentar cumplir con la voluntad de Dios, intentar descubrir qué quiere para nuestra vida; intentar desde el alba al ocaso, llevar una vida coherente. Pero aún así, lo importante no es lo que hacemos. La fe tiene un peso superior, porque es la lámpara que nos alumbra en la oscuridad. Por esa misma fe, un ladrón y asesino fue redimido en la cruz e invitado al Reino. Por esa misma fe, un centurión romano escuchó como su siervo había sido sanado. Aunque es evidente que la fe sin obras en una fe muerta.(Santiago 2, 14-26). Lo cierto es que cuando vivimos de acuerdo con nuestra fe, cuando la alimentamos con los sacramentos y la oración, inmediatamente se produce la simbiosis entre lo que creemos y lo que hacemos.

No podemos dejarlo todo a un mero activismo. Sin vida interior la fe muere. Por eso no es muy acertada la viñeta de hoy. Lleva a pensar que no hace falta creer en Dios y todos sabemos que ese es el primer mandamiento. Sin amor a Dios tampoco somos capaces de amar a los demás. Puesto que Jesús nos ha mostrado como es el tipo de amor que quiere Dios. No es un amor activista que piensa ufanamente que con hacer el bien ya está todo resuelto. Cuántos misioneros han caído en esa febril actividad que les ha llevado a ser exclusivamente cooperantes en países remotos. Cierto que han hecho mucho bien, ¿pero dónde han dejado la Palabra de Dios?. Muchos han olvidado que somos llamados a evangelizar, que somos testigos de un hecho memorable que transformó a unos pobres pescadores en apóstoles por todo el mundo.

Nuestro amor siempre es imperfecto, nuestros actos incluso cuando deseamos que sean buenos, pueden herir sin querer. Pero sabemos que Dios ve en lo oculto de nuestro corazón, por ello entregó mucho más la viuda, con una sola moneda, que el rico presuntuoso, despojándose de aquello que le sobraba(Lucas, 21, 1-14). Ahí vemos la importancia de la fe para Dios, pues Él sabe valorar en su justa medida a cada uno. Podemos tener obras maravillosas hechas a favor de los demás y el corazón corrompido por la vanidad o el deseo de aparentar. Ahí también es más importante la fe que las obras. Ya que estas últimas aún siendo buenas, no justifican a quien las hace. Mientras que un solo vaso de agua, es capaz de merecer el Reino de los Cielos, sin lo damos con el amor que Dios desea que tengamos a los demás.(Mateo 10, 42). Lo siento Cortés pero había que decirlo.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s