Teresa Forcades y la teología que bendice el matrimonio homosexual

Desde este blog se ha defendido en varias ocasiones a sor Teresa Forcades, monja benedictina que está siempre en el ojo de tiro de quienes vigilan la ortodoxia de la doctrina católica. Es una persona inteligente, me consta que además de sus estudios de medicina ha tomado con mucho interés la vertiente humanista en su formación teológica. No me cabe duda que es una mujer contemporánea dispuesta a reivindicar un feminismo teológico. Algunos niegan esa posibilidad. No lo sé. Yo no me muevo en los estudios teológicos. Pero el feminismo es un hecho innegable. Y la amplitud de corrientes por la que se mueven las feministas va más allá de la mera anécdota. No hablo de la ideología de género y sus postulados marxistas llevando la lucha de clases al extremo de la lucha de géneros. Sino del papel de la mujer en la incorporación a la sociedad, más allá de su condición de madre. Si la única función de la mujer y el hombre fuera exclusivamente la procreación. Dios hubiera condenado el celibato. Por tanto el hecho de que haya una igualdad en el acceso de la mujer a la sociedad, es fruto casi de la misma amorosa fraternidad con la que Jesucristo nos pedida que nos relacionáramos hombres y mujeres. Ser célibe y realizar una función social es hoy moneda de cuño legal. Sin tener que pensar que quien no opta por el matrimonio no cumple la voluntad de Dios.

Creo que Dios dispuso que fuéramos hombre y mujer para complementarnos. Por eso nos dio la misma dignidad. Y hay una tradición sociológica en la historia que ha marginado durante siglos a la mujer como un ser poco menos que inferior. En este sentido yo apoyo a Teresa Forcades y todas las teólogas que reivindican el deseo de reciprocidad. Hay mucho campo para estudiar las diferentes posturas de mujeres en la Historia de la Iglesia Católica, que dispone de un buen puñado de santas intrépidas que han influido notablemente en su tiempo. Por otra parte en la historia de la cultura hay también constancia del genio femenino, en otras sociedades que no fueron católicas. Que todo esto sea motivo de debate me parece normal. Y en ese sentido comparto la necesidad de rescatar otras miradas que nos puedan proporcionar una manera de relacionarnos hombres y mujeres desde el concepto de hijos de Dios con igual dignidad.

Lo que ya no entiendo es la teología hecha para justificar el matrimonio homosexual. Si es una reflexión personal puntual, me parece discutible y no tengo nada que decir. Si es una tesis que se presenta con rasgos de innovación y sustentada por la teología, entonces me preocupa más. Porque hay una larga trayectoria en la Iglesia intentando humanizar la sexualidad. Sin que haya opción para las relaciones homosexuales. Hay estudios notables que hablan de ello sin que tengamos que adoptar las tesis hedonistas del momento. La tan manoseada frase de que “Dios nos examinará del amor” ha servido de justificación en muchos casos para admitir cualquier aberración. Y el amor entre personas del mismo sexo desde la vertiente afectiva no está prohibido por la Iglesia. La amistad es una manera de relacionarnos en la que nos podemos amar sin ninguna pulsión sexual. Otra cosa diferente es promocionar el pansexualismo. Tal y como se está realizando en los últimos años. Retorcer la teología para subirse a ese camino, me parece ir demasiado lejos. Por eso no entiendo sus declaraciones en la revista Alandar:

“¿En qué sentido es sacramento el matrimonio? A veces he desarrollado esta idea para argumentar teológicamente la posibilidad del matrimonio homosexual bendecido por la Iglesia, que creo que no es contradictorio con nada de la teología. Soy consciente de que el magisterio actual no va en este sentido, pero la teología, como yo la comprendo en su profundidad no contradice eso”.

El deseo sexual es un juego de poder peligroso, tiende a utilizar al otro para la propia satisfacción. Si el goce y el placer son el fin último de cualquier relación, la lujuria se convierte en obsesión y fuente de frustración. Por eso es objeto de estudio de la sexología desde una vertiente psicofísica y no moral. Pero los creyentes recorremos otro camino que nos lleva de la esclavitud del pecado, de cualquier tipo, a la libertad de hijos de Dios. No basamos nuestra felicidad en cinco minutos de goce. Sino en unas relaciones plenas que nos van haciendo crecer y madurar como personas. Siento discrepar en este sentido de Teresa Forcades, cuando postula que no hay ninguna teología que se oponga al matrimonio homosexual. No necesitamos la teología para rechazar algo que no es natural, tenemos la misma Biblia que nos informa bastante bien dónde puede llegar un individuo lascivo para dominar a otro. Y desde luego tenemos también todos los textos del Magisterio de la Iglesia que rechazan las prácticas homosexuales

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Feminismo. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Teresa Forcades y la teología que bendice el matrimonio homosexual

  1. Salvador dijo:

    Hola Carmen, también a mí me ha tocado, de forma indirecta esta monja como muchos otros teólogos y creyentes que dicen serlo, pero luego proclaman sus propias ideas o telologías.Publicaré, el día 24, una reflexión (http://yosoycreyentecatolico.blogspot.com/b/post-preview?token=nqPfTDIBAAA.WNuXiXtgXh83S4ajETpjOA.e79Cqlxht4fBRtu7w-T8BQ&postId=924838179885527796&type=POST) sugerida por una noticia sobre las bodas en el periódico Canarias 7, y en ella sale a relucir Sor Teresa Forcades entre otros.¿A quién se sigue? ¿A JESÚS o a mis propias ideas? ¿De dónde recibo luz y sabiduría? ¿De lo qué yo invento o deduzco?Creer en JESÚS es celebrarlo y vivir según ÉL, y su Palabra está bien clara. Luego, orar, hablar con ÉL, es pedir luz y sabiduría para guardar lo que no entendamos en nuestro corazón, como hizo María, hoy la recordamos. y confiar en su Palabra.Con mucha teología, mucho buscar y querer dar respuestas no podemos alejar del verdadero JESÚS y no encontrarlo. Ya ocurrió en Babel y puede estar ocurriendo en nuestro tiempo.Al final me pregunto: ¿Quién es Teresa Forcades para que su Palabra ponga en duda la de JESÚS? ¿Y la de su Iglesia? ¿Cómo puede creer y seguir a JESÚS y defender la muerte (aborto)?Creo que no podemos permanecer callados y hasta dejar entrar la duda de que la muerte es legal. También, no lo olvidemos, el demonio anda suelto y hace de las suyas, precisamente en las personas más preparadas y formadas. Pues en una vulgar y sencilla no tendría mucho impacto.No quiero atreverme a juzgar ni a calificar a nadie, pero si me cuido de no entrar en estos temas. El centro de todo es JESÚS y en ÉL debemos estar injertados y agarradoUn fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

    Me gusta

  2. Salvador dijo:

    Estarás perpleja y desorientada, jajaja. Pues tienes toda la razón ya que me he equivocado de reflexión y te he enlazado uno que nada tiene que ver con lo referido. Pero, mira, aprovecho para pedirte también la opinión sobre ello. Lo he enviado a amigos sacerdotes para que también opinen al respecto.La reflexión a la que me refería es la siguiente:http://yosoycreyentecatolico.blogspot.com/b/post-preview?token=h5X1TDIBAAA.WNuXiXtgXh83S4ajETpjOA.2ISkHiYDrnHX7hLRgaBB-g&postId=5278266625755468632&type=POSTPerdona por el error, pero, ¿quién sabe?, las cosas del ESPÍRITU suelen ser así.Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS

    Me gusta

  3. Carmen dijo:

    Hola Salvador. Me alegra tenerte por aquí. Lo siento pero no va el copia pega en el blog. Y no he podido enlazar la página. Mándame el enlace por facebook. Tengo interés por saber qué se dice.Que Dios te bendiga.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s