Las misas en catalán una vergüenza para la Iglesia

Hay que reconocer que la gente con vena nacionalista suele cometer estupideces. Quemar una bandera española el día de la Diada, es tanto como testimoniar el nivel de cerrilismo mental del totalitarismo excluyente que supone ser nacionalista en una recóndita geografía española. Y digo bien “totalitarismo excluyente”. En Cataluña no hay misas en castellano. Salvo que algún buen párroco doble el espinazo y entienda que por delante de la lengua están los feligreses. Y que se predica a Jesucristo Hijo de Dios para que todos podamos estar unidos, no enfrentados. Pues me temo que en determinadas zonas del suelo patrio esto no es así. Con la consiguiente desbandada de los fieles. Me vienen a la memoria las imágenes de tantos misioneros intentando aprender la lengua de aquellas tierras lejanas para llevarles la salvación a sus almas. Y ahora en algunas zonas de nuestro país puedes sentirte extranjero si quieres asistir al culto.

Esas cosas suceden en Cataluña tras Concilio Provincial Tarraconense del año 1995, según nos cuenta el sacerdote Germà Prats en Religión Digital. Reconoce recibir presiones de los fieles para proclamar la palabra en español. Pero como si oyera llover. Lo primero es la lengua vehicular. Da vergüenza constatar que no les importa en absoluto provocar el rechazo y el abandono de la feligresía. De lo que se trata es de una inmersión lingüística que yo denominaría “totalitaria”, especialmente cuando va en contra del sentir de la mayoría de la parroquia. Cuando se predica a los inmigrantes ecuatorianos, colombianos o de otro país con lengua española. Asombra que el párroco decida cumplir una normativa que carece del mínimo sentido común y oficie el culto en catalán.

”La lengua es uno de los puntales para crear la identidad”, exclama el mosén sin pelos en la lengua y nos sorprende con una filípica de Enciclopedia: “la misa del día se hará en catalán, como han hecho mis predecesores desde hace 400 años exceptuando los años del franquismo”. Una tiene que rebobinar en el tiempo para comprender semejante aseveración. Ya que si no recuerdo mal la misa fue en latín hasta la llegada del Concilio Vaticano II. Y no me consta que existiera un culto en lengua catalana. Aunque de eso los monjes de Montserrat nos pueden hablar largo y tendido. Son tan ciertas las peculiaridades de algunas zonas hispanas que se busca la manera de justificar lo irracional.

No vamos a hacer un repaso a la historia para deslindar lo verídico de la fantasía o la mentira. Seguro que tenemos algún sacerdote versado en la materia para que nos ilustre sobre esos últimos 400 años de la historia en la que la lengua vehicular del culto ha sido el catalán. Igual nos llevamos una sorpresa por tener que remontarnos a periodos donde estaban surgiendo las lenguas romances. Me consta que en Francia los sermones de San Vicente Ferrer eran en valenciano. Pero también es cierto que tenía don de lenguas y cada oyente lo escuchaba en su propio idioma. En todo caso, lo fundamental era hacerse entender por la mayoría, carece de sentido predicar a los sordos sin disponer de lenguaje de signos.

Pues así están las cosas por Cataluña donde incluso con el flujo de la inmigración se impone una inmersión lingüística a la fuerza. Y como es obvio las sectas evangelistas sacan su tajada en el pastel. Alguien tendría que llamar a otro Concilio Tarraconense para que al menos exista el derecho al culto en la lengua española. Aunque estos nazis de la identidad con seny, incluso recurren las sentencias que obligan a respetar el bilingüismo. Que eso pase en la sociedad puede entenderse, pero surja dentro del seno de la misma Iglesia no tiene perdón. La identidad lingüística nunca puede estar por encima de Jesucristo y su mandato de Evangelizar a toda la tierra. Claro que estos cachorros de la identidad llegaron a marcarse el farol ante el mismísimo Benedicto XVI en su visita a Barcelona. Manda huevos, que dirían algunos.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s