La indecorosa imagen de Paz Vega o el arte de la provocación

Paz Vega será para siempre la chica de Lucía y el sexo. Con esa película afianzó su carrera, que por otra parte muestra una falta de criterio estimable en la mencionada actriz. Sus papeles parecen hechos a mayor gloria de su cuerpo serrano y su rostro de perfil español. Tal vez por eso eligió participar en el bodrio Teresa el cuerpo de Cristo de Ray Loriga, donde la imagen de la Santa sufre una metamorfosis impresionante reflejando sus éxtasis con la zafiedad de un orgasmo.
El caso es que la chica repite morbo y provocación al dejarse fotografiar para un calendario alemán, representando la imagen de la Virgen o mostrándose en cueros arrodillada en un reclinatorio con mantilla y encaje que deja traslucir su desnudo integral. No hay que negar la belleza de las imágenes. Pero eso no disculpa el sacrilegio y la falta de respeto evidente hacia las creencias de miles de personas. Si uno toma la acepción de sacrilegio comprende el alcance del daño ocasionado por la compañía alemana, se trata de la profanación de lugares sagrados. Y es evidente que se quería resaltar la sensualidad de la actriz unida a la imagen de la Virgen.
Está claro que Paz Vega cobra por dejarse fotografiar y lo suyo es la interpretación, pero llama la atención que en su día declarase que había estudiado hasta los 17 años en un colegio de monjas. Poca educación religiosa le queda de ese paso por la Iglesia. Bastaba una pequeña muestra de sensibilidad en la fe que fue educada para desechar formar parte de ese calendario que busca representar a la mujer andaluza. Y lo que sorprende es que la Hermandad que custodia el lugar, diera permiso para un reportaje sin asegurarse que aquello no resultaba ser lo que a la postre ha sido.
La discusión permanente entre arte y profanación no es nueva. Muchos eligen los lugares sagrados para provocar el morbo y el escándalo, asegurándose con ello las deseadas ventas. En este caso al hablar del tema damos ocasión para reflexionar sobre la falta de pudor que vende el cuerpo por unos cuantos euros. La falta de educación religiosa que desconoce al menos el sentido de las imágenes que representan lo sagrado y a las que no se puede ofender ni manipular de manera irreverente.Y el aprovechamiento del escándalo para promocionar las ventas del citado calendario.
Las fotos en sí mismas pueden ser arte, pero la falta de pudor ofende por estar realizada en lugar sagrado. Y ya sabemos que el pudor es parte integrante de la templanza. Designa el rechazo a mostrar lo que debe permanecer velado. Por tanto reúsa los exhibicionismos. Según el catecismo 2523 “Existe un pudor de los sentimientos como también un pudor del cuerpo. Este pudor rechaza, por ejemplo, los exhibicionismos del cuerpo humano propios de cierta publicidad o las incitaciones de algunos medios de comunicación a hacer pública toda confidencia íntima. El pudor inspira una manera de vivir que permite resistir a las solicitaciones de la moda y la presión de las ideologías dominantes”.
Como es natural, en una sociedad que eleva el pansexualismo y el hedonismo a materia de curso normal. Donde la permisividad de las costumbres llega a inundar cualquier medio de comunicación, confundiendo arte y pornografía, religiosidad y profanación, Paz Vega ha representado una vez más en su piel la decadencia social de nuestra época. Y lo hace desde la ignorancia y el atrevimiento o desde el interés pecuniario y promocional. En ambos casos vuelve a meter la pata, una vez más, torciendo el rumbo de su carrera que parece estar condenada a vivir de su propio cuerpo y no de su talento como actriz.
Pero es que además obliga a pronunciarse a la Iglesia deplorando su comportamiento y el mal uso que se ha hecho de un lugar sagrado. Y con ello volvemos a entrar en la dinámica del enfrentamiento con las costumbres sociales al uso. La perdida de la noción de pecado nos afecta a todos de manera directa o indirecta. Ese es el tema del dichoso calendario.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La indecorosa imagen de Paz Vega o el arte de la provocación

  1. PEPE LASALA dijo:

    Es lamentable… en fin, tampoco se puede esperar mucho de ella.Estimada Carmen, desde la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea, te deseamos de todo corazón Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, con la felicitación que hemos creado en nuestro blog. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    Me gusta

  2. Carmen dijo:

    Muchas gracias, amigos. También desde Diálogos en el Ágora deseamos una feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s