Obispos en el jardín de los conflictos

Han sido varios los encontronazos de los monseñores en estos días pasados. Y no tendrían mayor importancia ninguno de ellos, si no fuera por ese afán de polemizar contra la Iglesia para dejarla a los pies de los caballos. La crónica del El País escrita por Juan G. Beyoda nos habla de “El jardín de los obispos”. Y al leerla una no puede dejar de pensar que se la tienen jurada a la Iglesia. El afán de buscar polémicas en las declaraciones de los obispos surge de la disociación entre lo religioso y lo laico en un mundo plural. Deberíamos respetar que los prelados orienten a los fieles, es lo menos que se puede esperar de ellos. Pero, ¡ay!, resulta que algunos fieles quieren ir por libre y no les gusta que nadie se meta en su agenda dictaminando lo que está bien o mal.

Es la eterna disputa de la razón y la fe. Cuando la Iglesia aconseja, el hombre replica que es dueño de sus actos y nadie debe decidir por él. Lo cierto es que monseñor Blazquez estuvo cordial y diplomático en sus declaraciones, dejando con meridiana claridad que había un conflicto de intereses en el pregón de Semana Santa porque se había elegido a una candidata que no parece tener clara su condición católica. Nadie le llamó pecadora, tan sólo constató que si el pregón es un prolegómeno de un acto religioso como la Semana Santa estaría bien que la Iglesia dispusiera de al menos voto en la elección. El caso es que el pregón lo organiza el Ayuntamiento y luego tiene lugar en la Catedral. Pero la cuestión es que la elegida de este año es la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría, mujer casada por lo civil. Todo un batiburrillo que ha venido como anillo al dedo para destacar lo carca que es la moral católica y el conflicto de intereses en esa unión de actos religiosos y personalidades relevantes de la vida pública.
Pero el cronista del El País va un poco más allá y destapa en el mismo escrito las declaraciones de monseñor Jaume Pujol, a quien acusa de arremeter contra los homosexuales en una entrevista en la TVE3 donde dijo de ellos “que su comportamiento no es adecuado”. No les condenó al abismo por toda la eternidad, se limitó a subrayar la doctrina católica, donde a cada creyente se le pide una vida ordenada en la castidad, salvo que contraiga matrimonio heterosexual. Otro jardín en el que metía el pie el prelado, sabiendo muy bien que sus palabras serían subrayadas con malicia.
Estamos en un periodo de la historia donde el movimiento gay se ha convertido en un poderoso lobby. Su fuerza ha llegado también a la religión donde la asociación Crismhom (cristianos y cristianas homosexuales) reivindica la visibilidad de su orientación sexual dentro de la Iglesia. No son pocos los religiosos que opinan de manera liberal sobre la cuestión. Y no podían faltar en este artículo porque contraponer una Iglesia condescendiente y liberal, viene bien para enconarse, más si cabe con la jerarquía que siempre hablará desde una vertiente oficial y fuera off the record, que tanto juego a dado esta semana.
Son por tanto declaraciones lógicas pero polémicas y el periodista que busca el titular fácil lo tiene a piñón fijo si quiere meter en un brete a cualquier obispo. De hecho en el mismo artículo se recuerda que monseñor Antonio Cañizares afeó a María Dolores de Cospedal, que hubiera sido madre soltera mediante la fecundación in vitro. Una señal clara de política conservadora que es liberal en su moral personal y no tiene muy en cuenta la tradición católica. Que los cardenales señalen la incoherencia entre la fe de un creyente con cargo público y la doctrina de la Iglesia, es parte de su oficio. ¿No les estamos pidiendo declaraciones y orientaciones morales en otros casos? Son conocidas las cartas pastorales de los obispos donde tratan diversas cuestiones que afectan a todos los ámbitos de la sociedad. Tanto en el terreno económico, como en el social, porque lo cierto es que nadie puede ser católico para unas cosas y dejar de serlo para otras.
La confusión actual obedece en cierto modo al deseo de suprimir de la vida social la voz de la Iglesia. Y por ello el artículo de El País no puede dejar de sumar amigos a su causa destacando la declaraciones de Ramón Teja, presidente de honor de la Sociedad Española de Ciencias de las Religiones y catedrático de Historia Antigua en la Universidad de Cantabria: “Al margen de otras consideraciones sobre la actitud de la Iglesia católica respecto a los divorcios, las uniones civiles y otros temas de moral matrimonial, el conflicto es una muestra más de la mezcla e interferencia entre lo civil y lo religioso. Así de tajante se despacha el catedrático.
Lo cierto es que esa mezcla sólo la ven determinados grupos de la sociedad, laicistas furibundos que no quieren arrogar ninguna autoridad moral a la Iglesia. Pero lo que no se debe olvidar es que la libertad religiosa permite precisamente el derecho de orientar en la fe a los fieles. Quien no desee ser fiel al Magisterio de la Iglesia campa por sus anchas con plena libertad, nadie es obligado a un matrimonio canónico, ni a una vida de santidad. Pero cuando uno es adulto en su fe, sabe bien qué cosas están bien y cuáles no se corresponden con la fe que se profesa. Los obispos no pueden silenciar su voz, temerosos ante la opinión pública. Especialmente cuando esa opinión está tan manipulada por determinados lobbys sociales. Y en esos jardines deberán pasear más de una vez proclamando bien alto que para un creyente no todo está bien, aunque la sociedad civil así lo considere.
Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s