La Conferencia Episcopal Española y el laicismo casposo

Llevaban la campaña con inusitado ardor, la Iglesia calla ante la crisis, proclamaban. Y eso aunque fueran numerosas las pastorales que cada obispo recogía sobre el tema. Pero era cierto que la Conferencia Episcopal Española unitariamente no había hecho una declaración sobre la actualidad social desde hacía varios años. Ahora lo hace y también le replican. No es suficiente con su análisis que tiene que ser cuidadoso para no herir sensibilidades. Lo cierto es que el PSOE le acusa de preocuparse más por la cuestión nacional que por los pobres.

La cuestión nacional ha sido tratada por el rey, tras la espantada hacia delante de Más y los suyos en Cataluña. Y no parece que nadie haya abroncado al monarca, por recordar que España no puede fragmentarse. Algo que también hizo Juan Pablo II cuando una región de Italia intentó fraguar una balcanización del país.

El caso es que cuando se habla de la Iglesia se busca que sea para mal. Esa es la dinámica del laicismo casposo. Porque han estado predicando machaconamente sus medias verdades. Decir que la Iglesia no sufre los recortes es mentir como bellacos. De mi aportación anual desde luego no recibirá la misma cantidad. Y así con todo los contribuyentes que hayan sufrido recortes de su salario. El monto total recaudado será menor. Pero es que además no lo recibe del Estado, sino de la aportación voluntaria de los fieles. De manera que sacar el tema del dinero es rastrero y mentiroso.

No será noticia la donación voluntaria de su paga por parte de los párrocos de algunas zonas. La aportación de la misma Conferencia Episcopal a Cáritas. O la reducción de subvenciones de muchas organizaciones sociales que ven recortadas sus ayudas por parte del Estado. De lo que se trata en todo tiempo y lugar es de utilizar el latiguillo casposo del laicismo.

Pero lo peor no es que eso se produzca en las filas del PSOE, no. El problema es que existe también en quienes se ufanan por considerarse Iglesia. Y no dejan de trabajar por sacar a la luz las miserias o los errores, que como toda institución, la Iglesia también tiene. Padecen una especie de frenesí por situarse ante la progresía de salón, como los únicos representantes de Dios en la tierra.

Y no es cierto en ningún caso que haya otra Iglesia posible. La única Iglesia es la que formamos los fieles y la jerarquía, asistidos por el Espíritu Santo. A esa Iglesia con sus numerosos fallos no le faltan enemigos. De manera que colaborar con ellos es de una estupidez que supera lo razonable. A los enemigos puente de plata, debe ser la máxima de la Iglesia y de sus fieles. Y a los infiltrados que hacen como que son pero no son, pues doble ración. Y que no falten los medios que defiendan la verdad con visión trascendente de hijos de la Iglesia.

La verdad es que hacía falta el documento de la Conferencia Episcopal y la verdad es que hacen bien en señalar el peligro de la falta de unidad territorial. La balcanización está más próxima ahora que cuando surgió el Estado de las Autonomías. Y en tiempos de crisis nos viene bien recordad que no se puede alimentar al enemigo dentro de la propia casa.

Los obispos catalanes por su parte, han salido a recordar que se puede ser independentista dentro de la Iglesia. Creo que se olvidan de afirmar que todo lo que divide es obra del enemigo. Y no es cierto que Cataluña sea especial, tan solo se considera a sí misma muy por encima del resto de provincias españolas. Una cura de humildad, no estaría fuera de lugar.

Una cura de humildad para hacerles ver que están comportándose como traidores dentro del territorio español. Y eso es algo que las instituciones y los políticos de altura deben recordar a Cataluña. Su solución pasa por azuzar un conflicto dentro del territorio español. De manera que mal hacen los obispos catalanes en alentar aventuras que no son más que quimeras.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s