“Aborto:yo también fui cómplice”

En este blog hemos hablado en otras ocasiones del aborto. Se han cruzado opiniones diversas. Y uno de los defensores de la vida que luchan por ella con arrojo es Winston Smith, cuyo nick se corresponde con Miguel Ángel Ruano Contreras. Un luchador pro vida que periódicamente se sitúa frente a los abortorios con lemas disuasorios aún arriesgo de su propia integridad física. Un converso del relativismo moral imperante a la más acérrima postura pro vida. Su libro “Aborto: yo también fui cómplice”, es un alegato contra la pasividad social frente al mayor genocidio del siglo XX y XXI.

Sin duda vale la pena leer el libro, donde se explican los diversos tipos de aborto, con fotos claramente gráficas sobre las consecuencias del mismo. Pero es que además hace un recorrido por los diferentes blogs de la red donde ha intervenido y en los que ha debatido intensamente contra las diversas posturas abortistas.

Sin duda lo mejor es advertir como avanza hacia la comprensión de que uno puede ser cómplice del mal por pura pasividad. La misma pasividad que demostraron algunos alemanes frente a las leyes nazis que suponían la muerte de miles de compatriotas cuyo único delito era ser judíos. Esa pasividad que hace ocultar a la opinión pública que el aborto se ha ido adhiriendo a la piel de los ciudadanos, convencidos de que se utiliza sólo en determinados supuestos. Sin descubrir que esos supuestos son vulnerados periódicamente por las trampas legales del sistema.

En cualquier caso llegar de una actitud pasiva a una militancia activa es producto del interés de Winston Smith por desvelar las trampas que la ley del aborto ha ido construyendo a su alrededor. Y finalmente también obedece a la convicción personal de que la Iglesia es la única institución que sigue defendiendo a las víctimas de los abortos. La única que les sigue otorgando la condición de seres humanos dotados del derecho a la vida. Defender la vida a lo largo de todas las civilizaciones ha sido una constante. El asesinato se ha perseguido con métodos disuasorios. Pero nuestra actual civilización ha realizado retruécanos semánticos para diluir la realidad en un mar de eufemismos.

De ahí que el libro sea un alegato clarificador sobre las trampas que se suelen montar alrededor de una opción que consiste en quitar la vida a un ser indefenso, del que todos somos responsables. Porque la sociedad que permite el aborto, que no da opciones de vida a las madres gestantes, que no facilita una red para que la existencia no sea interrumpida dramáticamente, es una sociedad enferma moralmente.Así lo ratifica este libro punto por punto, desmontando las falacias argumentales que se vienen promocionando con el eufemismo “del derecho a decidir”. Un derecho que siega de raíz el principal derecho del ser humano a vivir, a existir y a ser protegido por la sociedad, como un bien en sí mimo.

Considerar que otros pueden decidir sobre la vida o la muerte de un ser indefenso, es la peor de las trampas legales montadas por una sociedad decadente, que no quiere responsabilizarse de sus actos. Pero es que además supone todo un montaje de redes matarifes que se lucran del asesinato, legal, eso sí.

Finalizamos recordando las palabras de la Iglesia “La gravedad moral del aborto procurado se manifiesta en toda su verdad si se reconoce que se trata de un homicidio.” (Evangelium Vitae, J.Pablo II. 1995).
Tomar conciencia de ello nos compete a todos los creyentes, porque el silencio del mal sigue pesando sobre una losa en la sociedad.

Enhorabuena a Miguel Ángel Ruano Contreras por su valentía y tesón para dar a conocer el error y la pasividad de la sociedad frente al fenómeno del aborto. Que este día en el que celebramos a los fieles difuntos, elevemos también plegarias por todas estas víctimas inocentes.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Libros, Pro vida y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s