“No hay justicia sin igualdad”

Arranca la campaña de Manos Unidas con una frase que debe meditarse: No hay justicia sin igualdad. No es una frase hecha sino la prueba evidente de que las desigualdades se basan en la opresión de unos hacia otros. Desigualdades económicas o sociales. Podemos pensar en los pobres de solemnidad y en los ricos con cuentas que superan el presupuesto de algún país determinado. Pero también debemos pensar en las mujeres ninguneadas por tradiciones ancestrales, niñas mutiladas genitalmente, jóvenes apresadas como esclavas sexuales; niños que trabajan por una mísera paga que no cubre sus necesidades básicas. Son miles los ejemplos que claman con un grito que interpela a quien escucha su voz.

Y ante esas desigualdades una ONG puede poner tiritas, pero dudo mucho que solucione de raíz el problema. Se necesita la voluntad de los ciudadanos de un país para llevar a cabo cambios determinantes. Las injusticias que afectan a desigualdades vergonzosas están ahora en la mente de muchos ciudadanos. Son miles quienes se han quedado en la cuneta de la vida, sin trabajo, sin hogar. Y aunque otros pongan medidas de solidaridad, lo cierto es que hay que ir a la raíz del problema, cortar por lo sano, extirpar el cáncer que corroe todo lo que toca.

Ese cáncer que aquí en la España del siglo XXI ya tiene nombre y apellidos, también radica en otros países, cada uno tiene sus peculiaridades, pero lo cierto es que luchar por la justicia es enfrentarse ante quienes se aprovechan de los más débiles. Y en clave religiosa la denuncia es la única salida pacífica. La fuerza de las ideas transforma al mundo y a sus ciudadanos. Por eso la campaña anual de Manos Unidas nos recuerda con periodicidad las carencias que muchos arrastran en este mundo desigual. Una campaña que soluciona proyectos puntuales, pero también intenta ser un aldabonazo en la conciencia de una sociedad egoísta que no suele mirar más allá de su propia nariz.

Este viernes miles de parroquias celebraran “La cena del hambre” o “El día del ayuno voluntario”. Un trozo de pan con sal y una naranja será su único alimento en una noche donde entre los testimonios de misioneros que vienen de lejanas tierras, también saldrán a la venta las clásicas camisetas de la organización, los calendarios y libretas, todo por un módico precio que viene a transformarse en donativo para una buena causa.

El lema de este año tiene también un carácter reivindicativo que intenta promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer. Un lema que coincide con uno de los Objetivos del Milenio, tan proféticos y tan ninguneados pese a todo. Son ya cincuenta años de Ayunos Voluntarios por parte de Manos Unidas, una organización católica que no discrimina por razón de raza o religión, atendiendo a todo aquel que lo necesita. Por ello la Iglesia acoge en sus parroquias cada año un gesto que mueva a cambiar también el resto del año. A ser conscientes de que entre todos podemos.

Siempre que llegan estas fechas me viene a la mente la escena de la multiplicación de los panes y los peces relatada por san Mateo en el capítulo 14, 13-21. Como en una bella metáfora se nos refiere que al poner a disposición de los discípulos aquello que había en ese momento, al compartir todo lo que se tiene, surge la maravilla de la multiplicación. En realidad ese es el ideal de justicia, el que haría del mundo un hogar para todos más fraterno y más humano.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s