Tormenta en el Vaticano: un reto a la Curia

Ayer celebrábamos el Miércoles de Ceniza que abre la puerta a la Cuaresma, un tiempo perfecto para entrar dentro de nosotros mismos y mirar cara a cara si Dios ocupa el primer lugar en nuestras prioridades. Parece que Benedicto XVI ha elegido la fecha y el momento de su renuncia en un día y en unos términos que daban significativas señales, omitidas en su discurso. Dado que su renuncia venía meditada largo tiempo, la hizo pública cuando él determinó que era más oportuno. Y qué mejor que en vísperas de un tiempo de Cuaresma, que inicia el trayecto hacia la Pascua, tiempo glorioso y señal inequívoca de la fe cristiana. Pero no olvidemos que lo hizo en latín, idioma de la Iglesia, en una fecha bajo la advocación de Ntra. Sra. De Lourdes, tan significativa para los enfermos.

Y ahora mismo sus declaraciones siguen siendo noticia, va añadiendo datos importantísimos para los creyentes, como la relación entre el servicio y el poder. En la Iglesia se está para servir, no para conseguir glorias mundanas. Y otra más importante todavía, nadie es imprescindible, sólo cuenta la voluntad de Dios. De esa manera podemos entender su renuncia, saltando hacia el vacío en un gesto sin precedentes durante siglos. Al margen de las consideraciones personales, a nosotros como creyentes nos da una enorme lección. Podemos considerar que es lo prioritario, si mantener un estatus ante la opinión pública, o arrostrar con valentía la opción más difícil.

Indudablemente con este gesto Benedicto XVI queda señalado para la posteridad. El Papa en su renuncia habla de su debilidad física para acometer con vigor el remo de la barca de Pedro. Y como no puede ser de otro modo, lanzaba un mensaje para la elección de su futuro sucesor. Se necesita vigor físico y mental para dirigir la nave. Algo que sin duda determinará la decisión de los futuros cardenales en el Cónclave.

Si todo sigue su curso natural tendremos un nuevo Papa celebrando los Oficios de Semana Santa, con una Vigila Pascual llena de profundos significados. Los nuevos tiempos de vértigo informativo apenas nos dejan respiro y abriendo su cuenta en twitter Benedicto XVI ha apostado por dejar entrar a la Iglesia en la nueva era tecnológica, en lo que sin duda será la sociedad del futuro. Pero también con la convicción de que tiene que ser otro quien lleve ese peso sobre sus espaldas.

Estamos por tanto en un tiempo riquísimo para los fieles creyentes. Un tiempo de penitencia, limosna, ayuno y oración. Que aprovecha Benedicto XVI para solicitar nuestras oraciones por él y su sucesor. Nos podemos preguntar si nuestra limosna es sólo para cubrir las apariencias, si nuestra oración es rutinaria y mecánica, si nuestro ayuno es fariseo y no afecta a lo fundamental. Muchas preguntas que podemos hacernos a la luz de cómo ha discernido Benedicto XVI su decisión fundamental.

Nos muestra por tanto un camino a todos los cristianos y también da una lección a los poderosos del mundo. No hay que aferrarse a los cargos ni valorar la gloria mundana, y esa lección de humildad ha dejado boquiabierto a todo el mundo. Se supone que un Papa tiene todas sus necesidades cubiertas, muchos no valoran el desgaste de un anciano con una agenda de joven. Pero Benedicto XVI se ha dado cuenta de que resistir para dejar gobernar a la curia, no era una buena opción para la Iglesia. Indudablemente les ha lanzado el guante a la cara. Ahora sólo cabe rezar y esperar la acción del Espíritu para que siga obrando en la Iglesia con la inmensa sabiduría que ha otorgado al anciano Benedicto XVI. Que Dios ayude a los cardenales para elegir con la misma honestidad y coraje.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s