Versos para el Cónclave, el adiós a un Papa

Hoy no quiero análisis ni reflexiones, dejo volar a las musas para decir en un poema aquello que siento.

Cae con fuerza la lluvia
un Papa se aleja sereno.
Parte la blanca sotana.
En el horizonte sombras,
todos expectantes
aguardan a cardenales.
Rezan ensimismados.
Su agonía es la duda,
esperan el soplo del viento.
Un Espíritu flotando
para iluminar la Sixtina.
La travesía será larga,
el camino es la eternidad,
el futuro es la confianza.
Dos blancas sotanas,
dos Papas rezando de hinojos.
El claustro reserva
la estancia de un Papa
Bernini será el testigo
de un nuevo Pedro en la nave
Los fieles siguen orando,
se elevan nuestras plegarias.
El mundo expectante
no acierta a entender.
Hoy comienza el mañana,
la Iglesia es la barca,
Cristo, el Señor de la historia.
María, la madre que aguarda

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s