El Papa Francisco sigue sorprendiendo

Mal asunto eso de poner en una peana al Papa Francisco. Mal asunto ir hinchando globos y sugiriendo aquello que aún no ha pasado. Es como si de repente una parte de la cristiandad tuviera su fan número uno. El ídolo de masas. El aventador de esperanzas. Lo dije y lo repito, dejemos respirar a Francisco. Dejemos que tome el pulso a su nueva situación. Y no proclamemos cosas que aún no han sucedido. Se habló de la beatificación de un cura represaliado por la dictadura Argentina. Pues bien, lo ha desmentido el provincial franciscano en Argentina a cuya orden pertenecía el religioso.

Y esa noticia creció como la espuma, recorrió la red, suscitó controversia, dimes y diretes. Y no hay nada, absolutamente nada. Todo un bluff. Es lo que desean que suceda y se adelantan a los acontecimientos. Tanto como la supuesta beatificación de monseñor Romero. Están quemando cartuchos y se quedarán sin munición.

El tempo de la Iglesia es mucho más reposado, tiene otro talante y los medios se precipitan, se atropellan, caen y vuelven a caer en las mismas de siempre. Así no se hace Iglesia, ni se construye nada a favor de la cristiandad. Vergüenza da leer según qué cosas. Candidatos a papables como mises expuestas en papel couché. Y la rueda no deja de girar aumentando la bola de nieve. Ahora se trata de buscar trapos sucios, luego de crear expectativas y anhelos frustrados.

Aunque el Papa tampoco da tregua, hoy mismo vuelve a ser noticia por empeñarse en celebrar el Jueves Santo en un centro penitenciario para menores. Todo un reto a la tradición vaticana, cuyos papas anteriores celebraban siempre los Oficios de Semana Santa en la Basílica de San Juan de Letrán, según cuentan los entendidos. Pues ciertamente es un cambio positivo. En el día “Del amor fraterno”, el día de “la cena del Señor”, qué mejor que dirigirse a los más necesitados para estar con ellos y acompañarles. Dicen que esa costumbre la quiere mantener el Santo Padre porque ya como arzobispo visitaba cárceles y hospitales. Dejémosle innovar, dejémosle actuar. Y demos tiempo al tiempo. Tampoco es ninguna novedad que un Papa visite la cárcel. Juan XXIII se adelantó al Papa Francisco.

Se presenta una Semana Santa con aires vaticanos dispuestos a recorrer el mundo de la mano del Papa Francisco. Y en un tiempo de secularidad galopante, donde los centros comerciales deciden abrir en fechas de procesiones y oficios religiosos, tendremos retrasmisión urbi et orbi levantando polvaredas. Que el Señor despierte la fe de los incrédulos, avive la fe de los creyentes, fortalezca la de los débiles y nos riegue a todos con el fruto del Espíritu.

Porque de eso se trata, no de medir palpo a palmo cada palabra y gesto del papa. Hemos recorrido la Cuaresma con el abandono de Benedicto XVI y ahora entramos en Semana Santa atropellándonos con cada una de las intervenciones del recién llegado a la silla de Pedro. No tengo recuerdos de otros papas y otros tiempos donde se suscitase tanta expectación. Tal vez porque era una niña cuando se inició el Concilio Vaticano II que fue un acontecimiento que sigue coleando todavía. Recuerdo que me subyugó la llegada de Juan Pablo II rompiendo el esquema de papas anteriores y creando también ciertas expectativas que luego se fueron desinflando.

No quisiera que ahora sucediese otro tanto. Por eso me siento un poco escéptica ante la avalancha de intérpretes de los gestos del Papa Francisco, de sus palabras, de sus primeras decisiones. Tengo algo raro en el estómago que me dice que tanta exposición mediática no es buena. Que algunos se pasan tanto que van a despeñarse. Pero tal vez sea yo la equivocada. Pronto lo averiguaremos.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Papa Francisco sigue sorprendiendo

  1. ricardo dijo:

    Tenes razón carmen,comparto tu pensamiento.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s