El santo de los milagros

Hoy celebramos la memoria de San Vicente Ferrer. Uno de los predicadores dominicos más relevantes de su época. En Valencia hay dos festividades singulares: San Vicente Mártir y San Vicente Ferrer. Ambos se encuentran representados en dos esculturas que flanquean los dos lados de la imagen de la Virgen de los Desamparados en la Basílica de la capital del Turia.

Este lunes en las plazas de Valencia se representarán en pequeños altares Els Milacres de San Vicent. Una teatralización de la vida del santo y de los prodigiosos milagros que su fe le permitía realizar. Se podría decir que es un santo venerado por el pueblo. A imagen de otros muchos, que previamente a ser canonizados por la Iglesia, ya eran reverenciados por la multitud.

Me gusta rememorar que los santos son tan de carne y hueso como nosotros. Y por tanto nos diferenciamos de ellos en que mientras nosotros somos pecadores, a ellos la gracia de Dios les produce toda clase de frutos. Y vale la pena recordar su vida, sin mitificaciones, pero entresacando lo mejor que tuvieron, que fue sin lugar a dudas su entrega a Dios.

Se conservan algunos de los sermones de San Vicente Ferrar, ya que sus seguidores se dedicaban a escribirlos. Y no creo que hoy fuera muy popular su predicación, puesto que solían tener tintes apocalípticos. Pero lo cierto es que obtenía abundantes conversiones. Fue un hombre apasionado de Dios y que supo dedicarse con piedad a la predicación itinerante por todo el mundo de su tiempo. Tenía una sólida formación teológica y supo vivir con austeridad la pobreza. Se cuenta que movió a la conversión a multitud de judíos y moriscos de su época. No en vano vivió a caballo del siglo XIV y XV, tiempos especialmente delicados para la cristiandad, y para la Corona de Aragón. Evitó en todo momento acaparar cargos oficiales, no obstante tuvo compromisos con la Iglesia oficial y con los reyes de su época, siendo consultado en varias ocasiones.

Escribió un tratado de vida espiritual que influyó en la vida de muchos de sus seguidores y que sería inspiración para la conversión del corazón de muchos fieles. Es patrono de la Comunidad de Valencia y su festividad tiene lugar la semana siguiente de Pascua. En nuestras tierras, también suele suceder otro acontecimiento importante en esa fecha, que es el Combregar d’impedits, una tradición inmemorial que lleva la comunión a los ancianos y enfermos que no pueden acudir a la iglesia y que así desean recibirla. Se suele cubrir al cáliz de las formas y al sacerdote con el Palio. Y por algún misterio que desconozco mucha gente que no acude a misa de manera regular, asiste a esta procesión con verdadera unción.

Tal vez algunas tradiciones se resisten a desaparecer porque llevan en ellas la impronta de este santo singular que antes de expirar dedicó unas sentidas palabras para Valencia:

“¡Pobre patria mía! No puedo tener el placer de que mis huesos descansen en su regazo; pero decid a aquellos ciudadanos que muero dedicándoles mis recuerdos, prometiéndoles una constante asistencia. y que mis continuas oraciones allí en el cielo serán para ellos, a los que nunca olvidaré”.

“En todas sus tribulaciones, en todas sus desgracias, en todos sus pesares, yo les consolaré, yo intercederé por ellos. Que conserven y practiquen las enseñanzas que les di, que guarden siempre incólume la fe que les prediqué, y que no desmientan nunca la religiosidad de que siempre han dado pruebas”.

“Aunque no viva en este mundo, yo siempre seré hijo de Valencia. Que vivan tranquilos, que mi protección no les faltará jamás. Decid a mis queridos hermanos que muero bendiciéndoles y dedicándoles mi último suspiro”.

Para los escépticos les dejo como información que es el santo al que han contabilizado cerca de ochocientos milagros. Tuvo también el don de profecía, de manera que haciendo honor a su santidad, podemos considerar que estamos en buenas manos.

Que desde allí siga intercediendo por todos sus devotos. Y que su ejemplo inspire a los predicadores de hoy. Felicidades a quienes lleven su nombre.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s