Papa Francisco. Cien días que saben a poco

Es el plazo de rigor. Cien días supone un tiempo prudencial para aventurar cómo irá la barca de Pedro en manos del Papa Francisco. Pero en realidad es un intervalo insignificante que sólo permite pequeños esbozos. Sostengo que este Papa ha traído una oleada de esperanza en zonas que estaban avinagradas con la Iglesia. Rompió moldes desde la venta de la Plaza de San Pedro pidiendo oraciones al inicio de su nombramiento. Sorprendió rechazando los acomodados aposentos vaticanos por una residencia de clérigos. Y ello por sí mismo suscitó un clamor de especulaciones. Por no hablar de la insólita retirada de su predecesor. Todo a ritmo vertiginoso como son los signos de los tiempos.

Pero más allá de ser un Papa mediático que suscita titulares afilados como dagas. La realidad es que el Papa Francisco sigue el camino habitual de la Tradición. No se espera por tanto acontecimientos de rompe y rasga. Nada nuevo sobre el celibato opcional y firmeza en temas polémicos como aborto u homosexualidad. Cambio de estilo, eso sí, se nota menos rigor erudito en sus intervenciones y más sabor pastoral. Tiene el aire didáctico de los pastores, le preocupa la colegialidad y por ello nombró a su Consejo de cardenales para estudiar los temas con pluralidad, desde todos los ámbitos. Más allá de estos hechos, quedan pendientes los asuntos de siempre: la consabida reforma de la curia, las finanzas vaticanas, el lacerante dolor de los abusos que siguen goteando como una lacra. Es decir que estamos en el mismo punto de inicio del anterior pontificado pero con aires y bríos renovados.

Qué es lo que se ha hecho hasta ahora. Yo diría que la revolución silenciosa
. El clamor por un tipo de clérigo más auténtico y evangélico, alejado del currículum brillante y más dedicado a las periferias donde hacen falta testigos antes que jerarcas. No parece por tanto que se abra un tiempo de debates teológicos de altura, las cosas no van por ahí. Se huele otro aroma, el de oveja, el del pastor con su cayado recorriendo las zonas marginales de la vida. Se prevé mayor énfasis en lo sencillo y para muestra un botón:

“Para dialogar es necesario bajar las defensas y abrir las puertas”
“La humildad es necesaria para comprender y trasmitir el evangelio”
“Digamos sí al amor y no al egoísmo, sí a la vida y no a la muerte, si a la libertad y no a la esclavitud”
“No se puede servir a dos dueños, al Señor y al espíritu del mundo”.
“El fruto del amor y la misericordia es la vida”

Podríamos seguir y nunca encontraríamos nada nuevo, nada que o supiéramos, nada que no se haya dicho hasta la saciedad en otras ocasiones. Pero lo asombroso es que está pronunciado desde la franqueza dando una sensación revolucionaria. Tal vez nos encontremos con un nuevo estilo de comunicador que ofrece la posibilidad de interpretar sus palabras según el deseo de sus interlocutores. Da la sensación de que analizan sus frases y aventuran sus pasos por lo que se dice o se insinúa. Se nota que había ganas de cambio.

Desde luego no sabría aventurar lo que nos espera en el futuro de este Papa. Aunque me atrevería a afirmar que no va a satisfacer ni a conservadores, ni a progresistas. Por delimitar las corrientes más significativas. Y si eso es así, podríamos asegurar que su impronta sigue siendo la de un hombre tranquilo y cabal. Fuera de la influencia de esos lobbys que existen dentro de la Iglesia. Por tanto, no es extraño que busque apoyos en un Consejo de cardenales, tampoco que incida más en lo pastoral que en lo doctrinal.

Tendremos que esperar a esa encíclica de la fe escrita a varias manos, para determinar el tipo de documentos que nos esperar con carácter magistral. Mientras seguiremos degustando los titulares que ofrecen sus intervenciones. Tal vez el tiempo agote la mecha que algunos habían encendido y descoloque a otros que nunca sospecharon lo que se avecinaba.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión, Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s