Redes sociales, un nuevo estilo de vida

Quién nos iba a decir hace unos años que las redes sociales se convertirían en un nuevo estilo de vida. Hemos pasado del anonimato a la aldea global, podemos exponer nuestra vida íntima a millones de personas. Hemos perdido el pudor y eso se nota también en la cantidad de programas estrella que airean los sucesos más personales con desenfado.

Internet nos ha cambiado la vida. Hoy quien no utiliza el wasap, (ya es oficial y se puede escribir así) ha perdido la oportunidad de comunicarse con sus amistades en tiempo real. Ya nadie envía mensajes de texto, es más no se utilizan las llamadas telefónicas, sencillamente se wasapea. Y de esta guisa subimos al metro o al autobús y podemos observar las decenas de viajeros pegados a su celular, consultado, comunicando, oyendo la radio o escuchando su música favorita.

Este fenómeno afecta también a la religión. Hoy se crean redes sociales sobre afinidades personales. Son miles los amigos virtuales que te comunican las páginas de oración o los artículos de opinión sobre temas religiosos. Los sacerdotes y consagrados abren su facebook y su twitter esperando evangelizar con sus ciento cuarenta caracteres o colgando sugerentes videos en sus páginas.

Nos preguntamos si es posible evangelizar en la red. Y evidentemente tenemos que concluir que Internet es un medio, pero un medio solo abre una posibilidad, no da certezas. Es difícil que suceda un acontecimiento como la conversión en un medio lleno de distracción. Puede que nazca la inquietud y esa misma predisposición personal lleve hacia otros caladeros más apropiados. Eso sí es probable. Pero es difícil que en una mente bombardeada por cientos de estímulos se produzca la chispa que conecte con lo divino.

Mi experiencia personal es que las redes sociales son útiles por la rapidez con la que se interactúa en ellas. Permiten pasar información y compartirla con aquellos que conocemos. Pero también llevan al picoteo insustancial. Se pierde mucho tiempo al desbrozar el material inútil y tienen a su vez el peligro de encerrarnos en una cápsula virtual perdiendo la noción de lo que sucede realmente en el exterior.

Por eso es importante la figura del adulto que enseña a navegar, a crear un rincón de favoritos y conexiones que nos sirvan para crecer y no para distraernos de la vida cotidiana. Internet tiene que servir como puerta de enlace para conseguir información y a su vez traspasar esos datos para que otros puedan utilizarlos. Pero conviene marcar un tiempo determinado para no caer en la adición de vivir continuamente colgados de la red.

Internet tiene que estar a nuestro servicio y no convertirse en una adición. Hay que saber desconectar y olvidar los celulares para disfrutar de un día en la playa o en el monte, saboreando la naturaleza sin distracciones. De lo contrario manejaremos mucha información sin capacidad de procesarla, sufriremos un bloqueo mental que cambiará nuestro modo de entender la realidad. Nos faltará profundidad, careceremos del sosiego necesario para ahondar en aquello que nos sucede y nos limitaremos a trasmitir datos y más datos, sin ningún sentido.

No caigamos en la tentación de creer que por tener miles de seguidores somos realmente escuchados. Lo más probable es que vean pasar la información que compartimos sin más, porque no tengan ni el tiempo ni la inquietud necesaria para reposar su mirada en un artículo de opinión. Para leer se necesita silencio interior, capacidad de conectar en una onda que no permite el picoteo banal de la red.

Mi consejo es que la gente parcele su día de manera que pueda dedicar un tiempo a cada cosa. Sin olvidar los momentos necesarios de lecturas sosegadas, de meditación personal, de relación social, de comunicación verbal. De lo contrario terminaremos por no saber estar en una mesa disfrutando del placer de la amistad, presas de la ansiedad por saber qué dice o qué cuenta la última entrada en nuestra red social.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s