Brasil vibra con el festival de la fe

Nos pilla muy lejos Brasil, aunque el Papa consiga movilizar decenas de periodistas y miles de jóvenes; aunque vivamos en una aldea global y los medios nos trasmitan en directo sus discursos, la temperatura ambiental no variará en absoluto, el estío sigue ofreciendo su canícula en estas fechas y ese acontecimiento mundial apenas repercute en nuestra vida diaria.

Difícil olvidar el ímpetu que tuvo en España la Jornada Mundial de la Juventud. El país anfitrión en estos casos permite que sus jóvenes se movilicen con la ventaja de no salir al extranjero. Una cita que ha venido repitiéndose desde 1.984 con carácter universal. Una Jornada que moviliza millones de jóvenes de todo el mundo y que tiene sus antecedentes en el Año Santo de 1975 cuando Pablo VI reunió miles de jóvenes en representación de numerosos países en la I Marcha Internacional de la Reconciliación Cristiana.

Desde entonces la Iglesia consciente de que si pierde la juventud está condenada a desaparecer, ofrece su convocatoria recorriendo todos los continentes. Las noticias destacarán las mismas curiosidades: el coste económico del encuentro y las características morales que se reflejan en los creyentes. De esa guisa tendremos reportajes durante esta semana tratando los mismos temas: concentraciones de gay besuqueándose, antisistema que vuelven a aprovechar la presencia de una autoridad mundial, para efectuar sus reivindicaciones; actos vandálicos y poco respetuosos con la fe de la mayoría; y el envite laicista que vuelve a torpedear la religión queriéndola reducir al silencio.

Pero lo cierto es que la Iglesia conseguirá lo que se propone que es mantener la ilusión de los más jóvenes en una fe que pierde relevancia social a marchas forzadas, pero que, en cambio, al proporcionar un lugar de encuentro con otros jóvenes les permite sentirse universales. Les facilita momentos de relación personal con Dios, incluso si sólo habían previsto viajar para disfrutar de unas playas paradisíacas. Esos frutos son los que busca el Papa Francisco.

Lo que se solapa en estos casos es la intensa catequesis previa que se lleva a cabo por parte de voluntarios dispuestos a evangelizar e ilusionados por tener esa ocasión. Porque la fe el resto de los días del año sigue viviéndose de manera intimista, continua siendo una apuesta silenciosa que, como el mismo Espíritu, prefiere manifestarse en la brisa, antes que con los clarines y trompetas. Sin embargo las Jornadas Mundiales de la Juventud permiten trabajar intensamente con miles de grupos juveniles durante los tres años previos al encuentro. Precisamente el lema de esta Jornada se resume en la cita evangélica: “Id y haced discípulos a todos los pueblos” (Mateo 28,19).

Es por tanto un marco idóneo para los pastores tomen el pulso a sus fieles, les animen a no desfallecer y muestren caminos de fe con diversos tipos de carismas. En las Jornadas Mundiales de la Juventud aparecen siempre miembros de diversos institutos: focolares, opus dei, comunión y liberación, neocatecumenales, religiosos de diferentes congregaciones. Todos ellos ponen al servicio de este festival de la fe a sus miembros más jóvenes con objeto de suscitar encuentros que den lugar a futuras vocaciones.

La presencia de un nuevo Papa es pues la novedad más destacada de esta nueva convocatoria. Todos dispuestos a encontrar gestos y palabras de Francisco que les confirmen esa primavera del Espíritu que tantos añoran, refiriéndose machaconamente al Concilio Vaticano II. Cincuenta años de fe son un largo recorrido y sin duda en ellos caben todas las estaciones del año para radiografiar su evolución. Pero lo cierto es que los jóvenes pueden sentirse protagonistas de la historia en cada Jornada Mundial de la Juventud

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s