El por qué del día del maestro

El día del maestro se celebra en diferentes países del mundo en fechas diversas. Pero para los españoles la figura de San José de Calasanz, es sin duda la imagen de referencia. Como todos sabemos, la celebración litúrgica de un santo se realiza la fecha de su fallecimiento, que es cuando realmente se nace a la vida eterna. Por eso solemos festejar la fecha de cada onomástica el día del óbito del santo. En este caso los datos no coinciden. San José de Calasanz, falleció en Roma un 25 de agosto. Pero los escolares en agosto están de vacaciones. De manera que para no perder la referencia se ha optado por conmemorar el día que el santo abrió la primera escuela en el Trastevere de Roma para niños pobres. Una decisión revolucionaria en 1597 propia de un aragonés como San José de Calasanz nacido en una población de Huesca y con las ideas muy claras.

Pionero de las escuelas para pobres fue perseguido durante toda su vida por envidias y calumnias. Los ricos veían mal que se instruyese a los campesinos y artesanos, temiendo que abandonasen las labores propias de la clase menos favorecida. Si todo el mundo sabía leer y escribir, nadie desearía trabajar el campo o fabricar zapatos. Los escolapios surgieron de este español austero que renunció a su propia promoción en el clero para optar por la educación de los niños que correteaban todo el día por la calle, mientras sus padres debían trabajar para ganar el sustento. Los escolapios son por tanto, los primeros religiosos que se ocuparon de la enseñanza de los más desfavorecidos de la sociedad.

Esta institución religiosa ha servido de ejemplo a muchos otros que siguieron sus huellas como el patrón de los maestros que es San Juan Bautista de la Salle, quien también prefirió educar a los más desfavorecidos en Reims, Francia. Un aristócrata que abandonó su brillante carrera eclesial para fundar los Hermanos de la Doctrina Cristiana, dedicados a los educación de los niños más humildes.

Creo que debemos celebrar el trabajo encomiable de ambos santos. Uno por ser patrón de los maestros, otro por ser festejado, sin mucho boato, casi de rondón, pasando desapercibido incluso para los propios docentes que, desconocen su historia y el valor de su obra. La educación gratuita llegaría muchos siglos después. En nuestro país, tuvo que esperar la llegada del siglo XX para que formase parte de un derecho de todos los niños de España.

Bien está que celebremos el día del maestro, pero hagamos algo más, demos a conocer el origen de la festividad. No olvidemos que gracias al ejemplo de santos como San José de Calasanz y San Juan Bautista de la Salle, los niños pobres tuvieron quien se ocupase de ellos, cuando la educación estaba reservada a las clases superiores, aristócratas primero, burgueses con posterioridad.

A veces solemos dar por hecho muchas cosas, dejando en el tintero que han costado sangre, sudor y lágrimas, a través de generaciones enteras, para que hoy el derecho a la enseñanza sea un derecho universal. Que aunque nos parezca extraño, no siempre está al alcance de todos los niños del mundo. También en este siglo XXI, hay niños que no pueden ir a la escuela. Ojalá encuentren maestros como San José de Calasanz que se ocupen de ellos.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El por qué del día del maestro

  1. E dijo:

    Es muy triste la ignorancia de tanto joven que cree y defiende a marcha martillo -sin atender a razones ni a explicaciones- que tanto la educación, como la sanidad, como tantas otras cosas, son creación “ex novo” del Estado, del “papá” Estado. La incultura manifiesta de generaciones de jóvenes manipulados y adoctrinados políticamente para odiar y despreciar todo cuanto represente y venga del catolicismo, no sólo no sirve para construir un país y una sociedad en paz, en desarrollo y progreso, sino que los destruye como personas. ¿Qué futuro puede tener una persona entrenada para odiar y pisotear la historia y sus grandes verdades?

    Muy buen artículo, Carmen.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s