La Constitución peinas canas

Resulta que sí, que a la Constitución le han salido canas. Ya no luce palmito, ni figura excelsa y magnífica. Ya no seduce con su porte señorial y coqueto. La Constitución tiene treinta y cinco tacos. Y es toda una señora a la que algunos miran por encima del rabillo del ojo. No les gusta estar ceñidos a su cintura. Y piden reformas y modificaciones.

Si no recuerdo mal es la Constitución más larga y consensuada de la historia de España. Y nos sacó de unas aguas pantanosas para forjarnos en una monarquía parlamentaria civilizada y moderna. Nos llenó de ilusión y ganas por comernos el mundo, de renovar esta piel de toro y aventar alfombras vetustas y rancias. Y nos volvimos tan modernos que se nos olvidó lo fundamental, que somos una unidad plural que no puede deshacerse por las veleidades de algunos politicastros infames.

Resulta que 1.978 a algunos ya les pilla con el siglo cambiado. Las nuevas generaciones han nacido en unas condiciones de vida desconocidas con anterioridad. Y como suele decirse, se pierde el respeto hacia aquello que no se conoce en profundidad. Se toma la Constitución como un intento fallido de convivencia que nos ha llevado al delirio en el que ahora vivimos instalados. Y no es cierto. La Constitución es un marco de convivencia que funcionó, lo que han fallado son las personas, no la Carta Magna. Han fallado aquellos que deberían haber desarrollado el sistema democrático en un cauce más participativo desdeñando los cotos de las aves rapaces.

En este momento particularmente difícil se echa en falta gente dispuesta a sentarse para consensuar el bien común. No hay en el horizonte una casta política como la que hizo posible la Transición. Los mismos que se empeñaron en llevarnos a la modernidad fueron corrompiéndose por el camino. Y el resultado final es que nadie parece sentirse bien con el papel que le ha tocado representar.

Si el siglo XIX fue el de las asonadas, el siglo XX devino en crueles guerras, y el inicio del XXI supone todo un reto al que le faltan protagonistas de altura. No es que sea necesario reformar la Constitución, sencillamente es que España se nos cae a pedazos y arrastra en la caída todo lo que toca. Estamos rodando cuesta abajo, a la espera de que alguna mano prodigiosa detenga ese deslizamiento. Y de nuevo volvamos a subir a la cumbre para otear horizontes más nobles.

Nos falta una cultura del esfuerzo que se perdió en la comodidad de la sociedad del bienestar, donde parecía que todo lo teníamos solucionado. Y cuando han llegado las tijeras, las aves rapaces han protegido sus nidos, mientras el pueblo se hundía en la hecatombe. Seguramente porque íbamos huérfanos de valores morales que sujetasen las bridas. Esa nobleza y generosidad que nos es común por tradición, está ahora en mayor peligro que nunca. Porque la españolidad se ha puesto en crisis, desde los nacionalismos periféricos.
Es el peor escenario para salir de una crisis, la insolidaridad blandiendo sus espadas en alto desde varios rincones de esta tierra. Sin un horizonte común como meta, lo tenemos crudo. De manera que hace falta implorar la ayuda divina, si acaso, con más urgencia que nunca. Invoquemos el auxilio de la Virgen en la proximidad de la Inmaculada. Que ella nos proteja y nos guíe.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Constitución peinas canas

  1. E dijo:

    Pues sí Carmen, invoquemos a la Santísima Virgen Inmaculada y a su bendito corazón de Madre, que nos guarde y nos ampare y no permita que sigamos hundidos en este desastre. Ella puede comprender el dolor del corazón por tanto sufrimiento y tanta desgracia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s