Conflicto palestino-israelí. Enfrentamiento de Oriente y Occidente

Siento una enorme impotencia ante los conflictos de todo el mundo. El hombre es el peor enemigo del hombre, no cabe la menor duda. Pero de unos conflictos se habla mucho, se recogen firmas de famosillos del mundo de la farándula, que suelen apoyar causas variopintas, sin el mínimo sentido de discernimiento. De otros apenas se dice nada, están enquistados durante décadas y sus víctimas por lo visto no tienen la misma categoría que las de Gaza.

El estado de Israel fue fundado tras la segunda guerra mundial en territorio palestino, donde sólo habitaban palmeras y dromedarios y algún que otro oasis en medio de un páramo desértico. Cuando llegó la diáspora de supervivientes europeos que había pasado por el infierno del holocausto sobreviviendo. Los aliados les regalaron un país que había tenido su origen ya en la década de 1917 gracias a los británicos y que tuvieron que construir de la nada. Y desde entonces andan peleados con las fronteras que les rodean, todas ellas de origen islámico y con poca simpatía por los judíos. Palestina estuvo relativamente tranquila entre 1922 y 1928, momento en que se desató la violencia en Palestina en forma de enfrentamientos entre árabes y judíos y entre los propios árabes.

El único país democrático que puebla Oriente Medio es precisamente Israel. Donde además se tiene enorme simpatía hacia las víctimas palestinas. Y hay movimientos pacifistas que protestan por cada guerra que les toca vivir durante cada década. Les duele como a nosotros que tengan que perecer víctimas inocentes utilizadas como escudos humanos para enviar misiles a Israel. Ante esto se supone que los judíos deben optar por perecer o por sobrevivir. Y cuando suenan las armas la capacidad de establecer negociaciones está en ambos lados.

¿Quiere Hamas la paz con Israel?. No, no la quiere. Como tantos otros grupúsculos terroristas islámicos ha surgido la obsesión por establecer en todo Oriente la ley islámica y quien no la acate será traidor y pasado por las armas. Es decir que tenemos un problema serio y grave con aquellos que están dispuestos a inmolarse dentro de un hospital o de un colegio. Porque no cuentan las personas sino exclusivamente la ideología que les tiene absorbidos los sesos. Trafican con armas que les venden otros países islámicos. Y si observamos el mapa que adjunto se puede ver la maravilla de vecinos que les ha tocado en suerte a los judios.

Les pongo la imagen de su situación y el entorno en el que deben subsistir Israel. Y me consta que en Jerusalén hay palestinos cristianos, con sus tiendas de souvenir. Están allí desde años. Conviven también ortodoxos judíos, que se parecen bastante a determinados terroristas, porque si de ellos dependiera también desearían ocupar más territorio. Cuando Israel se independizó de Palestina, el resto de vecinos le declararon la guerra en 1948, Libia, Siria, Irak y Egipto se enfrentaron a ese pequeño pueblo surgido de la diáspora mundial. Y desde entonces el conflicto árabe-israelí no ha finalizado pese al intento de establecer una convivencia pacífica por parte de naciones Unidas y otros organismos internacionales.
Podemos recordar la organización de Arafat la OLP, apoyada y subvencionada con petrodólares. De la misma manera que se acusa a Israel de estar siendo apoyada por determinados países occidentales. En definitiva lo que podemos resumir tras este largo conflicto es que ahora un país de mentalidad occidental como Israel, se enfrenta al enemigo de todo occidente, que es el terrorismo islamista, financiado por países árabes y que han surgido en las diferentes revoluciones de Siria, Líbano y Egipto.

La hoja de ruta sin justificar ningún asesinato, está marcada por el terrorismo islamista, que tiene campos de entrenamiento en los diferentes países de Oriente Medio. Y que vive en continua guerra civil dentro de esos países. Las matanzas de cristianos a lo largo de todo Oriente Medio son una masacre tan fuerte como lo fue el Holocausto por parte de los nazis. De manera que si nadie logra conseguir que la guerra santa se desinfle, el futuro para todo occidente está en grave peligro.

Ciudadanos con nacionalidad inglesa, estadounidense, española, francesa, holandesa. Han ido a sumarse a la guerra contra el corrupto occidente. Y no parecen tener prevista una propuesta de diálogo para establecer la paz. Más bien, se observa que va en aumento la radicalidad de la sharia islamista. Teniendo en cuenta que los occidentales recibimos oleadas de inmigrantes y dejamos que construyan sus mezquitas y llenen de ambiente oriental cualquier barrio de nuestras ciudades. Podríamos preguntarnos si no estamos dejando que en el futuro esta convivencia pueda derivar en algo terrorífico. Les aseguro que yo no tengo ninguna respuesta clara. Pero ante la barbarie de ayatolas descerebrados con ideas de la Edad Media. de Terroristas como Hamas que disparan misiles desde las escuelas, sin importarles que las defensas de Israel respondan al foco de donde ha salido el misil. Fomentando el pecado maquiavélico de hacer culpable de esas víctimas a quienes responden a una agresión. Me sumo a la cultura occidental. Lamentando cualquier guerra y todo tipo de víctimas. Y seguiré las convocatorias de oración por la paz en Oriente Medio.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s