Al amanecer de la vida


Comenzar un post pidiendo disculpas por el largo silencio que me he impuesto, me parece lo más apropiado. Si bien es cierto, que advertí por algunos medios que motivos imponderables me obligaban a guardar silencio. El tiempo pone las cosas poco a poco en su lugar. Y aunque no creo que pueda volver a retomar el ritmo anterior de publicación. Si deseaba de alguna manera daros las gracias por vuestro interés y vuestras oraciones.

Nadie puede cambiar el curso inexorable de los años. La edad marca sus propios ritmos. Y nunca se sabe si volveremos a pasar otro ingreso, largo, tedioso, pero siempre con el cariño y la dedicación que todo familiar merece. A esas circunstancias han ocurrido otras de carácter personal y físico en mi misma persona. Motivo por tanto para tomar distancia y vivir cambiando esquemas que en ocasiones no somos capaces de visualizar.

Sin embargo, la vida sigue siendo excepcional en amigos, en circunstancias. Gracias a José Manuel Vidal y Jesús Bastante que se preocuparon seriamente por mi salud. Ellos han tenido la amabilidad de mantener el blog. Y también la generosidad de ofrecerme su espacio para publicitar el último de mis libros.

Ese ha sido, dentro de toda esta concatenación de circunstancias, la más agradable. Por fin, tras años de trabajo, robado a las vacaciones y fines de semana. El libro está en la calle. Y cuando sea posible se realizará la presentación oficial a la que estáis todos invitados. Ya os lo iré comunicando.

De momento, vuelvo a pediros oraciones, y reiterar mi agradecimiento por todas las muestras de interés recibidas. Por el estímulo para que continuase. Por tantas cosas, que en serio,  valoro mucho. Gracias a Dios tengo unos amigos fabulosos que han mantenido el junco quebrado de esta frágil mujer.

Os dejo la grabación casera promocionando la novela Al Amanecer de la vida que la Editorial Corona Borealis ha tenido la amabilidad de confiar en su difusión. Espero que el lector disfrute lo mismo que yo lo hice al escribirla.
Y si Dios quiere algún artículo caerá cuando mis fuerzas estén un poco más restablecidas.

Un abrazo. Paz y bien

 

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Libros, Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s