Veamos el lado bueno de las cosas

Vamos a ver el lado bueno de las cosas. Porque como sigamos machacándonos con la dichosa porquería a la que nos están acostumbrando, sólo puede suceder que nos inmunicemos. Si, ¿no lo han pensado?. ¿Cuánto tiempo llevamos de crisis?. ¿Cuánto de corrupción?. ¿Cuánto de éxodo masivo de inmigrantes?. ¿Cuánto de guerras?. Si consultamos los dimes y diretes que nos han dicho. Es de locos. De manera que veamos el lado bueno.

Lo pensé ayer. El Evangelio se empeñó en descolocar las cosas. El pastor abandona 99 ovejas y se va en busca de la perdida (Lucas 15.4). Así es Dios. Completamente ilógico. Con esos esquemas, una se siente importante. Mira, soy la oveja perdida que viene Dios a rescatar. Pero la cosa sigue sin cuadrar. A Dios le parece importar un carajo lo que le pase al resto del rebaño. Y eso no puede ser. Debe de tener claro que el rebaño no va a perderse y de lo que se trata es de rescatar esa díscola ovejuela que se le ha ido por los cerros.

El mundo es la oveja perdida. Y el mundo son las 99 restantes que están tranquilas pastoreando. El mundo es el caos y el orden. Lo lógico y lo irracional. Pero para eso estamos nosotros que somos la mano de Dios en la tierra. Por eso, pondremos los medios para evitar la corrupción, aunque en el fondo sepamos que siempre habrá una oveja perdida. Pondremos los medios para que la inmigración se racionalice. Porque una sabe del derecho a un trabajo digno y una vida digna. Y si eso no se les da en su país, a la rúe la patria y a saltar el charco como sea. Aunque me vaya la vida en ello. Pondremos los medios para denunciar la venta de armas de las naciones, que justifican guerras sin fin.

El mundo son esas 99 ovejitas pasturando tranquilas mientras una locuela se les ha ido de los apriscos. Y fastidia un montón ver a esas ovejitas comiendo su ración sin importarles lo que sucede a su alrededor. Algo que parece acontecer demasiadas veces con los que tienen todo controlado y la vida resuelta. Eso pensaba ayer en un funeral, mientras leían las Escrituras. Unos van, otros vienen. Y sin embargo, Dios se preocupa por cada uno de nosotros: Mateo 10, 30 “Y hasta los cabellos de vuestra cabeza están contados”.

Dios viene de nuevo al mundo esta Navidad. Vuelve a rescatar a su oveja perdida. A esta humanidad que debe aprender a amar. Y le va a dar tres años de su vida predicando cómo deben hacerse las cosas. Y cuáles son las que realmente valen la pena. Llegará a enfadarse, llorará como un niño. Reirá y comerá con los amigos. Y luego, se dejará traicionar, se dejará asesinar. Busca volver a descolocar el orden lógico de las cosas. No se trata de ganar la partida aquí abajo. El premio está al alcance de cualquiera pero con unas condiciones: Entrar por la puerta estrecha (Mateo 7-13).

De manera que hay un lado bueno y lógico. Por mucho que algunos intenten envilecer el asunto. Siempre saldrá al rescate quien trate de solucionarlo lo mejor posible. Y para que esa maravilla suceda hay una receta infalible el ora et labora que durante siglos la Iglesia ha llevado a cabo. El orar y el actuar.

Por eso cuando veamos una Iglesia abierta, seguiremos visitando al Santísimo para pedir que nos de la fuerza de obrar el bien, por encima de esa díscola oveja que está a punto de echarlo todo a perder. Que nos de la fuerza, también, de buscar al extraño y ofrecerle un voto de confianza. Porque todos nos equivocamos, nos perdemos, nos alejamos y necesitamos de ese Dios que está pendiente de ir tras nuestra búsqueda.

Me quedo con lo positivo. No me van a robar la alegría de saber que hay un camino para el bien, para el amor, para la paz, para la convivencia. Veamos el lado bueno de las cosas.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Pastoral, Religión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s