¡Exultad!. ¡Dad gracias a Dios!

“Estad siempre alegres. Sed constantes en orar. En toda ocasión tened la Acción de Gracias: esta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros…” (Tesalonicenses 5, 16-18).

Si el Evangelio de hoy nos habla de Juan El Bautista como precursor del Mesías. El resto de las lecturas, especialmente la primera se centra en cómo debe reconocerse el Espíritu del Mesías en sus seguidores. Me gusta este texto por varios motivos que solemos tener solapados en el inconsciente. Primero la alegría que proviene de saberse en las mejores manos, la de quien nos ha hecho hijos suyos. Luego, la oración, que parece devaluarse frente a la acción. Cuando desde siempre, para poder actuar hay que hincarse de hinojos ante el Señor, de modo que nuestro obrar pueda seguir su Voluntad. Y no menos importante la Acción de Gracias: decía parafraseando otra frase: Jamás dejo de agradecer que el simple hecho de existir es un milagro.

Más allá de que toda vida sea un milagro. Me encanta dar gracias siempre y en todo lugar. Porque incluso en la enfermedad, en la soledad, en la oscuridad. Sabemos que Dios está a nuestro lado. Dar gracias siempre se ha dicho que es “de bien nacidos”. A Dios le debe encantar que le den gracias, por haber hecho esta Creación que nos permite el don de la vida. Dar gracias por el vecino que te ayuda, por el desconocido que te trata como un amigo. Dar gracias, por estar alimentados y calientes, por vivir en un país sin guerra. Dar gracias, incluso si he perdido el trabajo, porque “cuando una puerta se cierra otra se abre”. Esa es la actitud positiva y alegre del creyente.

Gracias en la enfermedad, que me permite compartir el sufrimiento con la humanidad doliente, con esa parte de hermanos que viven un infierno permanente y que deben estar siempre presentes en nuestras oraciones.

Dar gracias con las palabras de Isaías 61, 1-2, 10-11 “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos y a los prisioneros la libertad, para proclamar el año de gracia del Señor…..Y me alegro con Dios porque me ha vestido un traje de gala y me ha envuelto en un manto de triunfo.”

Nos preparamos en cada Eucaristía para que estas palabras se hagan realidad todos los días. Y en la medida que podemos tender la mano al desvalido, cumplimos con esa voluntad de amar no a quienes nos aman, sino también a aquellos que ni siquiera conocemos.

Y volvemos a la acción de gracias con el Salmo “Se alegra mi espíritu en Dios mi salvador”. Nos alegramos de la Navidad porque esa venida de un Dios vulnerable hecho niño, ha sucedido para la salvación del mundo. De todos, aunque algunos se empeñen en poner etiquetas. Dicen algunos que Dios debe amar más a quienes le aman. Sin embargo, ahora que estamos en el aniversario del V centenario de Santa Teresa de Jesús, ella afirmaba con su fino humor: “Si tratas así a quienes te aman, no te quejes de tener tan pocos amigos”. (cito de memoria). Como si de alguna manera se quejase de que siendo tan amado, fuera ella tan gravemente agraviada por las circunstancias.

Porque en realidad a los creyentes no se nos exime de experimentar todo tipo de adversidades, incluso parece que en algunos casos esas pruebas son y han sido muy fuertes en especial en aquellos que más se han entregado al Señor.

Pues bien, entonemos ese ¡EXULTAD!, en la seguridad de que ninguna de las promesas será defraudada. Todas ellas son y están siendo llevadas a cabo.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s