Podemos: preludio de lo que suceda en Europa

En el tablero de ajedrez que se han montado los partidos hay unas cuantas piezas que se les han olvidado. Son el azar, el destino, las fuerzas telúricas, qué se yo. Algo que en un determinado momento hace saltar las piezas del tablero y rompe todos los esquema. Por ejemplo que estuviéramos asistiendo a la muerte del PP- PSOE e Izquierda Unida. Tres fuerzas dinamitadas por caras nuevas, valores nuevos y apuestas de riesgo como las de Pablo Iglesias, que parece ser quien se va a llevar el gato al agua. No me olvido de como desapareció UCD o AP y lo que aquello supuso.

Y si no contemplen ese jaque social que Podemos se ha montado para el día 31 de enero con una movilización bajo un lema que nos recuerda al lejano 1.982 de Felipe González y su “Por el cambio”, clamaban los socialistas. “Marcha por el cambio proclaman ahora los de Podemos”. Y el fervor y la pasión de los años ochenta ha hecho mella en una juventud que andaba pasando de la política. Y que ahora se sube al carro porque ha comprendido que se les escapa eso que construyeron sus padres “el estado de bienestar”. Algo que han destrozado pasito a pasito los partidos mayoritarios.

No digo que lo hayan hecho a propósito, sigo pensando en el destino y el devenir de la historia que modifica ahora los puntos geoestratégicos del mundo en un tiempo récord. Y me sorprende el aplomo del Sr. Iglesias porque lo veo ahora con respaldo. El mismo que consiguió Felipe González y con la misma estrategia. Ha salido de España ha explicar la movida y como se puede destruir “la casta”. La cuestión es que para conseguir esa financiación y esos respaldos como nos enseñó Maquiavelo hay que ceder unas determinadas cartas en el juego. Y ahí es donde entramos en arena movediza.

Y entramos en una nueva era donde podemos encontrarnos que de la estabilidad nos vamos al desastre, porque Europa es ahora el peón de los yijadistas, que pueden muy bien ceder sus simpatías comprándole programas televisivos a este señor Iglesias. Sin embargo, como todos somos castizos ya sabemos aquello de dime con quién andas y te diré quién eres. Parece que esa señores es la triste realidad de lo que hay detrás de tanto guiño al pueblo soberano. Una falsa hipocresía de la que no sabemos bien por donde podremos escapar.

Pero hace falta el cambio. Y ojalá me equivoque y estos chicos de universidad y nuevas tecnologías sepan tocar los acordes del himno que nos lleve a todos en armonía y concordia. Sin acritudes ni maderamens carcomidos, sin puñaladas por la espalda. Porque si comenzamos ese tipo de política estaremos repitiendo la historia en su peor versión. Y Europa caerá en el caos que nos están preparando desde hace años. Y España será, una vez más, el experimento de lo que se nos viene encima.

La ciberguerra es total en este momento y la situación del terrorismo internacional podría cambiar las tornas. Sólo hay que mirar con perspectiva, analizar la Europa de los ochenta para comprender lo que llevo diciendo hace tiempo. Que ya no vale lo de antes, que estamos en un tiempo nuevo donde mandan y mucho los petrodólares, pero también la alta tecnología en manos de Asia y Rusia. Yo rezo porque no suceda nada nuevo en Europa De momento es Oriente a quien le ha tocado bailar con la más fea. Pero lo que está sucediendo allí es de una gravedad que las pedorretas entre partidos en este país me parecen un mero show para lo que se avecina. Que tardará en llegar, es posible. Pero mientras, vemos como los valores occidentales siguen cayendo dirigidos siniestramente por la mano del fanatismo laicista o yijadista. Que tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando.

Las declaraciones de un miembro de Podemos sobre la posible supresión de la Semana Santa en Sevilla ponen sobre el aviso de cual es el discurso en determinados temas. Y eso no va a solucionar el paro ni el resurgir económico del país, pero sí dividirá la opinión pública y radicalizará otra vez el ambiente

Yo deseo defender la libertad de expresión pero los tertulianos que echan gasolina a la sociedad son como Charlie Hebdo con sus caricaturas, verdaderos irresponsables que no saben dónde se encuentra en respeto y la dignidad. Y esos tertulianos políticos o periodistas están falseando la realidad. El verdadero problema de la situación actual todavía no se ha querido nombrar. Todavía está solapado. Pero esa cuarta guerra mundial de la que habla en su libro José Catalán Deus ha comenzado desde que terminó la tercera, la de la guerra fría.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s