Juan José Tamayo y la teología al estilo Icaro

A Juan José Tamayo le han prohibido dar una conferencia en una parroquia. Con independencia de que el tema fuera sobre los mártires del Salvador, Ignacio Ellacurría y compañeros, me parece que objetivamente se ha actuado bien por parte del Arzobispado de Barcelona. Que la parroquia ceda otro local de su propiedad ya es un tema que tendrá que dilucidar el obispado con su párroco. Pero un señor que no comulga con la Iglesia Católica y cuya máxima aspiración siempre es darle un estacazo, debe expresarse en otros foros que no tengan relación con la Iglesia. Como su querida cátedra en la Universidad Pública sobre Teología y Ciencias de las Religiones, por ejemplo.

Vemos como la libertad de expresión no colisiona para nada con su libertad de manifestar todo tipo de postulados. En algunos coincidiremos, en otros no, desde luego, porque está muy lejos de la Iglesia tal y como yo la entiendo. A mi su defensa de la mujer dentro de la Institución me ha parecido siempre oportunista. Es un tema que da aforo para su Congreso de la Asociación de teólogos Juan XXIII. Le veo aupado por medios muy críticos con la Iglesia como los editoriales que le publicita El País quien, por contra silencia otras voces que también son Iglesia y en cambio han estado marginadas de los medios de comunicación durante décadas.

En esta casa siempre ha sido muy bien recibido él y todos sus compañeros. Lo que es una muestra más de pluralidad en Religión Digital. Yo soy simpatizante de la teología de la liberación y también soy crítica con la postura de la Iglesia sobre la mujer. No porque desee ser sacerdote, sino por temas de otro tipo de casuística en la que el sistema piramidal de la Iglesia ha dejado en el banquillo a las féminas. Aunque luego las eleve a los altares o mantenga a María como Reina del Universo.

Es decir que puedo coincidir con Tamayo en algunos de sus postulados. Pero todo lo que le he ido leyendo sin embargo, me ha ido alejando de ese tipo de teología y de sus propuestas. Así como la del resto de teólogos de la Juan XXIII. Tanto es así que de leerlos con interés he pasado a ignorarlos por aburrimiento. Y eso que podría asegurar que tanto yo, como muchos, mediante foros y asociaciones diversas, hemos sido formados por este tipo de teólogos. Que en este momento esperan resurgir de sus cenizas pero que me da que les va a suceder como a ïcaro con eso que han dado en llamar la primavera de Francisco.

Estoy segura que van a haber revisiones. Veremos a monseñor Romero en los altares, algo impensable hace décadas cuando la guerrilla asolaba Centroamérica. Si me apuran, puede que veamos también al padre Ellacurria como mártir. Pero más allá de reconocer que dieron su vida por defender a los pobres y postularse contra un tipo de sociedad capitalista. No creo que se den más variaciones.

Porque la economía no es una ciencia de la teología. Y porque la Doctrina Social de la Iglesia toma el relevo en ese campo. Bastaría con aplicarla como programa político para que el mundo cambiase de dirección. Pero entonces las obras y los frutos serían humanos. Y en eso la Iglesia es muy categórica. O las obras son fruto del Espíritu o provienen del maligno. A quien estoy seguro que Juan José Tamayo menosprecia olímpicamente.

Yo estoy segura que veremos su discurso publicitado por El País o Redes Cristianas o Atrio. Todos ellos siguen el mismo proceso desde hace años. Lo malo es que el tiempo ha cambiado las horas del reloj de la historia. La teología con resabios marxistas ya no tiene cabida, se les hundió la base y la han transformado en economía de mercado. Pero si la teología trata de explicar a Dios al hombre, si en su significado original pretende el estudio de las cosas o hechos relacionados con Dios. Algo falla y no me digan el qué. Se ve con sólo leer los artículos de estos teólogos.

A mi juicio les falta espiritualidad. No enseñan a crecer en la fe sino que cuestionan esa misma fe que nos otorgaron por gracia en el bautismo. Y con esos mimbres andan construyendo una anti-Iglesia dentro de la misma Iglesia.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s