Toque de difuntos

Los obituarios me persiguen. Ya ni cuento cuantos ilustres se han ido, pero escucho el tañido lastimero de las campanas de donde resido, tan sentenciosas y monótonas que me hielan como la fría escarcha del invierno. Casi todos los días oigo su quejido lastimero. Se van marchando personas que han formado parte de toda tu vida. Las recuerdas desde la infancia y las ves achacosas antes del tránsito definitivo. También se nos ha ido Amparo Baro, una maestra de la escena, una artista como la copa de un pino y una mujer con vivencias religiosas, al estilo de los artistas; que no dejan de ser peculiares pero profundas.

Disfruto menos de las señores de la escena ahora. Tal vez porque no encuentro autores que despierten mi interés. Pero con Amparo Baró me he criado viéndola en la televisión y en los escenarios y para mi era un personaje entrañable. Ella misma confesaba socarrona que ni era roja, ni comunista y que si hiciera de puta, no iba significar que lo fuera. Pero los papeles encasillan y tienen esa virtud de trasmitirnos la piel de otra persona adosada a la autentica piel de la actriz. Especialmente la televisión es mortífera en ese sentido, su última serie de Telecinco Siete Vidas y el Internado en Atena 3, nos han dejado esa imagen congelada ya en el tiempo.

Si no fuera porque los creyentes cruzamos la muerte siendo el umbral de la esperanza, el dolor y la pérdida sería insoportable. Pero imagino el guiño cómico de la actriz desde donde se invoca por todos los que estamos aquí en el valle de lágrimas y reconforta pensar que uno asume su marcha de este mundo con una filosofía peculiar. Espero que ella encontrara ese camino hacia la paz de Dios.

Y la muerte que es compañera de viaje no hace distinciones. A cada uno le llega cuando menos se lo espera. En edades que hoy son relativamente jóvenes, aunque se encuentren en la tercera de esas etapas vitales.

Pero yo hablaba de Amparo Baró porque era de esas actrices que declamaba con voz rasgada a los clásicos, como se deben declamar. Quien no es capaz de hacer teatro en verso, no ha alcanzado la edad de madurez en la escena. Es una opinión personal,tras haber gozado de toda una generación de autores geniales. Nacida en Barcelona en 1937, Amparo Baró debutó en el teatro con la obra El burlador de Sevilla y convidado de piedra en 1957.Llevaba por tanto cincuenta años subida a un escenario. Y como todo terreno había hecho también cine, rechazando un papel de Almodovar al que considero al leer su guión que estaba completamente chiflado según fuentes de Religión en Libertad. Eran los principios de ese autor que también ha ido girando desde lo esperpéntico hacia otros parajes menos llamativos.

Se nos ha ido también Jose Manuel Lara, un hombre de la cultura, histórico editor del premio Planeta y empresario de éxito. También nos deja huérfanos y abre una etapa nueva en la editorial. Así son las cosas, nadie es imprescindible aunque algunos marcan trayectorias únicas e irrepetibles.

La parca nos acompaña con su guadaña desde que venimos al mundo y está bien que reflexionemos sobre ese momento en el que debemos hacer balance. Porque es aquí donde la fe tiene un componente que nos hermana. Ya no es el éxito de este mundo el que va a contar, sino otras cualidades que no se venden en las cadenas televisivas ni en los programas de tertulianos. Pero la verdad es que lo que primará será la calidad humana de quienes han transitado por esta Tierra y su capacidad de hacer el bien.

Descasen en paz y que brille para ellos la luz perpetua.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s