Dar con la tecla correcta en la sonata de la vida

La frase no es mía y proviene de un artículo sobre una pianista cuyas circunstancias transformaron su fama y virtuosismo en desgracia, llevándola finalmente a vivir en la calle hasta ser atropellada por un autobús. Pero me ha parecido muy oportuna. En el evangelio de este domingo el leproso da con la tecla correcta. La que le va a cambiar la vida. La que le transforma en un ser nuevo, no sólo exteriormente, limpio de la lepra; me permito imaginar que ese milagro también cambiaría para siempre su vida espiritual.

Son muchas las lepras de este mundo, las marginaciones, los intocables y pobres diablos que no tienen oportunidad de tocar esa tecla correcta. No conocen a nadie que les eche una mano; no tienen referencias para encontrar trabajo; están solos y sin familia. Hoy el Evangelio nos muestra la misericordia del Señor que no teme el contagio, que no teme infringir la ley, que rompe las cadenas de las convenciones para acercarse y devolver la dignidad a un hombre. Alguien que se ha puesto en movimiento. Y eso es lo más importante. Hay que ponerse en camino hacia Dios para ser tocados por El. Y todavía más impactante saber que ambos transgreden la Ley que establecía unas determinadas normas.

En ocasiones condenamos al ostracismo a aquellos que no son como nosotros, que no piensan lo mismo. Les marginamos o peor aún les juzgamos duramente, sin ser capaces de llegar a su corazón. Que es precisamente en único lugar oculto que Dios respeta y valora. Allí de donde salen todas las abominaciones, los odios, las envidias, las maledicencias. Toda esa lepra la llevamos también nosotros en nuestra propia piel. Y tenemos que tener la suficiente fe para pedir ser limpiados de la misma.

Dar esperanza, dar alegría, dar luz a quienes viven en la oscuridad, son las teclas de esa larga sonata de la vida. No hay una sola tecla, son muchas y diferentes. Pero todas tienen la misma afinación para que suene esa sonata como debe sonar, en armonía. Y ese afinador es Dios que nos muestra en el Evangelio el camino a seguir. A veces forzándonos a ir también contracorriente. Cuando llegan situaciones límites una se pregunta si sería capaz de infringir la ley por cumplir la voluntad de Dios. Eso es lo que hicieron los primeros cristianos. Y los que muchos siguen haciendo en países islámicos, arriesgándose al martirio por no renunciar a sus creencias.

Hay algo también significativo en la segunda lectura( 1 Corintios 10, 31): “Cuando comáis o bebáis o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios.” No buscamos ser reconocidos como seres especiales. Nos basta con vivir lo cotidiano en oblación. Por eso cuando llegan momentos difíciles podemos sentir la paz que otorga Dios.

Entramos en cuaresma este miércoles. Oremos porque la lepra de nuestras impurezas sea purificada con nuestras pequeñas penitencias. Esas que no parecen estar de moda. Y sin embargo, sin cuidar de los pequeños detalles es difícil que se produzcan grandes trasformaciones. Es el día a día el camino que nos marca esa gran sonata de la vida. Donde el virtuosismo se consigue como gracia y don pero con la constancia y la preparación cotidiana.

Pero no dudemos que para toca la tecla correcta hay que acercarse como el leproso sin miedo y pedir: “Señor si quieres puedes sanarme”. De lo que sea, de aquello que más falta nos haga. Sea una enfermedad física o moral. En la confianza de que El se apiada de un corazón contrito.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s