La exégesis de Ariel Álvarez, continuación

No veo un Dios Zeus enviando males al mundo. Pero es evidente que nada se escapa a su voluntad, su omnisciencia es total. Por tanto consiente el dolor, el mal y el sufrimiento en el mundo. Y es con Jesucristo como ese mal, ese dolor y ese sufrimiento cobra sentido y se hace redentor. Decir que Dios no quiere el mal, es un oximoron. Si El es el bien absoluto nada que suponga el mal puede entrar en su dinámica. Pero el pecado entró en el mundo por medio de su criatura más amada. Y al padecer a un precio dolorosísimo.

Quien no crea en ese primer pecado, no podrá entender el mal y el sufrimiento. Y quien no crea en Jesucristo como redentor de nuestros pecados, tampoco podrá comprender el amor de Dios a los hombres. En cualquier caso las apariciones de la Virgen en multitud de ocasiones nos hablan de graves peligros para la humanidad sino se elevan plegarias y se hacen oblaciones. De manera que estamos en ese círculo vicioso de que Dios puede castigar a su criatura por su falta de amor. De hecho el infierno y la condenación existen, pero están demodé en la teología buenista actual.

Me justifico en parte por haber hecho mías unas tesis que deben matizarse punto por punto y que puestas en frío han producido rechazo. Ayer mismo escuchaba que Dios no quiso la muerte de su Hijo en la cruz. Y sin embargo todo el trayecto de los Evangelios es un predicar a favor de esa cruz y esa muerte, como necesaria para la Salvación del mundo.

Creo que se produce en nosotros un rechazo total a la cruz y al dolor. Y sin embargo es ahí donde está la salvación. Sin que esto signifique que debamos vivir amargados. Dios quiere nuestra felicidad pero la quiere a través de la cruz. “Mi alma ahora está turbada. ¿Y que diré: Padre, líbrame de esta hora?. ¡Si para eso he llegado a esta hora|. (Juan 12, 27-28). ¿Era ajeno Dios a la decisión de su Hijo?.

Las fuerzas de la naturaleza en ocasiones producen tragedias y forman parte de la dinámica del mundo. Un mundo donde dentro del caos aparente siempre hay un orden. El pecado es el origen del mal en el mundo y sigue siendo el causante del dolor y el sufrimiento. Es Jesús quien nos enseña a vencer el mal con el bien, pero a qué precio. Tomando siempre la cruz y renunciando a nosotros mimos. Ese es su camino y su imagen. Para ello la humildad nos debe llevar a la oración de súplica y de acción de gracias. Suplica para rogar por nosotros y por los demás. Y acción de gracias incluso en la adversidades, por estar sujetos de la mano de Cristo.

Dios envía el mal al mundo. No, el mal está en el mundo por el pecado y Dios sabe que ese pecado puede producir males horribles y avisa de ese peligro. Lo hace por medio de las apariciones de la Virgen o por medio de las visiones de los santos. Pero avisa de que las catástrofes por el pecado son muy probables. Porque es el pecado el origen de todos los males de la humanidad.

Respecto al resto de frases atribuidas a Ariel y de las que la Iglesia pide retractación a la que él se niega. Debieran tratarse punto por punto. Pero ahí están como muestra de que los Evangelios y la Teología en ocasiones más que aclarar enreda. Yo si creo en la presencia de los ángeles. Y en los milagros. Y acato los dogmas sin mayor dificultad.

Veo la misma crueldad en el Antiguo Testamento que en el siglo XXI. De manera que acepto la intervención divina en ambas épocas con las características propias de su tiempo. Hoy en día Dios sigue actuando de manera misteriosa a través de los fieles creyentes. Y esos hechos son pequeños milagros y grandes también.

No voy a rebatir punto por punto a Ariel Álvarez, sólo manifiesto que igual que se ha empeñado en interpretar por libre las escrituras, lo sigue haciendo con la escena del centurión. No hay nada que justifique su tesis en contra de la oficial.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s